21
Vie, Sep

EN EL PUNTO DE MIRA

El Pleno del Ayuntamiento de Almonte (Huelva) ha aprobado una moción presentada por el equipo de gobierno del PSOE en la que se insta al Ministerio de Agricultura, Pesca, Alimentación y Medio Ambiente a la puesta en marcha de un plan integral para el litoral en el municipio, especialmente en la zona urbana de Matalascañas, que ataje de forma "inmediata" los problemas que los temporales ocasionan cada año, y cuyo efecto acumulado sin actuar han dado como resultado unos daños que "superan los siete millones de euros en las infraestructuras del paseo marítimo y uso público".

La moción, que ha sido aprobada con el apoyo unánime de los tres grupos políticos que han asistido al último Pleno --PSOE, PP y Mesa de Convergencia-- solicita para ello al citado Ministerio actuaciones constantes e inversiones fijas calendarizadas y variables, así como "las actuaciones necesarias que permitan unas condiciones adecuadas de nuestra playa antes del comienzo de la temporada alta, especialmente tras este temporal", según detalla el Consistorio en una nota.

La propuesta, que ha sido trasladada al Pleno por el teniente de alcalde delegado de Turismo y Matalascañas, José Miguel Espina, recuerda que, desde la Dirección General de Sostenibilidad de la Costa y del Mar, dependiente del citado Ministerio, se presentó en 2014 un estudio integral que proponía soluciones definitivas a la erosión del litoral de Huelva. Sin embargo, "han pasado nada menos que cuatro años y no se han llevado a cabo ninguna de las acciones que se tenían que haber acometido por el propio Ministerio", lamenta Espina.

En la parte que afecta a Matalascañas, que es calificada por el citado estudio como la zona más vulnerable de todo el litoral onubense, el documento dejaba claro que no actuar "conllevaría la erosión total de la zona de playa en este núcleo costero" e indicaba que la anchura de la playa oscila entre los 20 y 40 metros aproximadamente en pleamar, lo que indica la existencia de puntos con una alta vulnerabilidad frente a los temporales.

Además, apreciaba restos de ocho espigones con una separación de entre 184 y 321 metros, lo que refleja su poca consistencia. El estudio hace una predicción científica que advierte de que, de no actuar, en 2050 desaparecerá totalmente la primera línea de playa edificada.

Frente a ello, el estudio contemplaba la "inminente" puesta en marcha del proyecto 'Aportación de 2.100.000 metros cúbicos de arena y mejora de los dispositivos de retención de la misa en la playa de Matalascañas'. Sin embargo, "la realidad es que no se ha hecho nada, por lo que la situación de nuestra playa es ahora peor que la que presentaba antes de realizarse", ha lamentado la alcaldesa, Rocío Espinosa, al tiempo que ha denunciado que la inversión en la presente legislatura ha sido de "cero euros".

CRÍTICAS AL GOBIERNO

Para la alcaldesa socialista, con ello se pone de manifiesto "una falta de responsabilidad, a la vez que una gran omisión de un deber por parte del Gobierno de Rajoy, a sabiendas de que están en peligro en un futuro próximo tanto las infraestructuras públicas como las de propiedad privada y que el informe indica que se tenía que haber actuado hace cuatro años de forma inmediata".

Además del aporte de arena, el estudio planteaba un total de seis posibles actuaciones; en concreto, elevación de la berma de la playa para separar y proteger el paseo marítimo, alimentación de arena hasta alcanzar una anchura mayor a los 100 metros en pleamar, refuerzo de todo el paseo marítimo, retención de arena y refuerzo lateral de anchura de playa mediante espigones cortos, alimentación directa anual en la cantidad que se estime efectiva y protección mediante dique longitudinal.

La alcaldesa ha criticado que el Gobierno ha reducido su inversión en todo el litoral onubense de una forma "drástica" que "resulta inadmisible para nosotros". En concreto, ha agregado que, entre 2006 y 2010, la inversión en el litoral onubense fue de casi once millones de euros, tras lo que, desde 2012, se ha reducido a 1,1 millones de euros.

En el caso de Almonte, Espinosa explica que la inversión desde 2012 se ha limitado al aporte de 10.000 metros cúbicos de arena en 2014 y a una actuación de emergencia tras el temporal de 2016 que consistió en el trabajo de dos máquinas retroexcavadoras durante dos días.

Por el contrario, la regidora almonteña ha destacado el "esfuerzo" del Ayuntamiento, la Diputación y la Junta de Andalucía por la promoción turística del municipio, así como el incremento de la inversión municipal en Matalascañas con programas ambiciosos como 'Matalascañas accesible', esfuerzos que para la alcaldesa "tienen que ir acompañados de la inversión necesaria en el litoral por parte del Gobierno, que es el que tiene las competencias en esta materia".

"El turismo es una de las bases principales de nuestra economía y constituye una garantía de futuro, por lo que no podemos permitir que se juegue con eso", subraya Rocío Espinosa, para quien "los esfuerzos que hacemos en promoción turística no cumplen su función si el Gobierno no hace su parte".

 

 
Publicidad
sierraluz