23
Dom, Sep

TRADICIONES
Typography

La aldea del Rocío, en Almonte, celebra desde este jueves 16 de agosto los 205 años de Rocío Chico, un voto de acción de gracias que los almonteños hicieron en 1813 a la Virgen del Rocío por liberar al pueblo de la represión de las tropas francesas de Napoleón.

Según ha informado la Hermandad Matriz en una nota, el inicio de los cultos estará marcado por otra importante efeméride, ya que el jueves a las 20,00 horas se presentará en el Santuario el cartel anunciador del Centenario de la Coronación Canónica de la Virgen, obra del artista nazareno Juan Miguel Martín Mena.

A continuación, a partir de las 21,00 horas comenzará el Triduo Preparatorio del Rocío Chico. En el mismo predicará Luis Espina Cepeda, director espiritual de la Hermandad del Rocío de Emigrantes y cantará el coro de la Hermandad del Rocío de Bormujos.

El segundo día, el viernes, la predicación estará a cargo de Salvador Aguilera López, Oficial de la Congregación para el Culto Divino y la disciplina de los sacramentos, y cantará la misa el coro de la Hermandad del Rocío de La Línea de la Concepción.

El sábado 18, antes de la misa, a las 19,30 horas se celebrará el acto de juramento e imposición de medallas a los nuevos hermanos. Más tarde se celebrará la misa, predicada por Francisco Jesús Martín Sirgo, párroco de Almonte. Cantará la misa el coro de la Hermandad Matriz de Almonte y ya a las 0,00 saldrá el Santo Rosario cantado por el itinerario tradicional.

La Función Principal de Instituto será el domingo 19, a las 10,00 horas, en el Santuario, que presidirá y hará la homilía Juan del Río Martín, Arzobispo Castrense de España y cantará la asociación coral 'Villa de Paterna del Campo'. A continuación de la misa, tendrá lugar la Procesión Eucarística por el itinerario tradicional de la aldea.

A diferencia de la romería, la fecha del Rocío Chico es inamovible, celebrándose siempre en agosto cumpliendo así con esa promesa que Almonte hizo a su patrona de pasar la madrugada del 18 al 19 de agosto junto a Ella y celebrar una misa en recuerdo de los hechos acaecidos en la villa en 1810.