16
Vie, Nov

SUCESOS

La Guardia Civil de Huelva ha detenido a tres personas y ha relacionado a otras dos, en calidad de investigados, como presuntos autores de un delito continuado de robo con fuerza y pertenencia a organización criminal, dedicada al robo de vehículos destinados al narcotráfico. En total lograron sustraer 21 coches.

La operación comenzó en octubre del 2017 al detectar la Guardia Civil un alto índice de robos de vehículos de alta gama en la provincia de Huelva, ampliándose posteriormente el operativo a Sevilla y Madrid, tras tener conocimiento de que la organización estaba operando en estas provincias.

La red utilizaba diversos modus operandi, usando entre otros métodos, inhibidores de frecuencia y medios técnicos específicos para los robos o bien, se hacían pasar por interesados en comprar vehículos en la venta de segunda mano, concertando una cita con los propietarios procediendo al robo cuando se disponían a probar su conducción.

Una vez sustraídos los vehículos, eran vendidos en su mayoría en el mercado negro a organizaciones relacionadas con el narcotráfico, para usarlos como medio de transporte en alijos perpetrados en las costas de Huelva, Málaga y Cádiz. Otros turismos, que no tenían ese cometido, eran utilizados dentro de la organización para el robo de otros vehículos o bien para realizar alunizajes en comercios.

En el transcurso de las investigaciones, se han relacionado 21 vehículos robados por esta organización, de los cuales once fueron recuperados en diferentes circunstancias, en su mayoría en alijos de hachís en diferentes costas andaluzas.

Algunos de los operativos llevados a cabo tuvieron lugar en naves industriales donde se localizaron vehículos con matrículas dobladas, preparados supuestamente para la recogida de droga en la costa; otro vehículo fue encontrado calcinado en un supuesto "vuelco" (robo entre narcotraficantes) y en el mes de febrero en Cádiz se recuperó un todo-terreno tras la colisión con un vehículo oficial donde resultaron heridos dos guardias civiles que hacían labores de vigilancia.

Además las personas relacionadas demostraban un alto grado de coordinación, usando para comunicarse teléfonos móviles a nombre de fallecidos y terceras personas ajenas a la organización.

Los detenidos junto con las diligencias instruidas han sido puestos a disposición del Juzgado de Instrucción número 3 de la Palma del Condado que ha coordinado las actuaciones. Actualmente uno de los investigados se encuentra en prisión por otros delitos.

Esta operación ha sido desarrollada por la Unidad Orgánica de Policía Judicial de la Guardia Civil de Huelva, con la colaboración de la Policía Local de Robledo de Chavela (Madrid) y Policía Local de Almonte.