16
Dom, Jun

La mujer agredida por arma blanca en el cuello presuntamente a manos de su marido, que se habría suicidado tras cometer la agresión, en el municipio onubense de Bollullos Par del Condado, continúa ingresada en la Unidad de Cuidados Intensivos del Hospital de Rehabilitación y Traumatología del Hospital Virgen del Rocía de Sevilla con pronóstico muy grave, según han indicado fuentes sanitarias a Europa Press.

La dirección del Hospital Universitario Juan Ramón Jiménez de Huelva ha mostrado su condena por las agresiones a dos médicos en el área de Urgencias, al mismo tiempo que ha mostrado su solidaridad con los profesionales afectados. Ambas tuvieron lugar mientras atendían a sus pacientes en el desarrollo de su labor habitual. Fruto del suceso, el autor de los hechos ha sido condenado mediante juicio rápido a cuatro meses de prisión y a una multa de 288 euros.

El presidente de la Junta, Juanma Moreno, ha lamentado la agresión de violencia de género que se ha registrado este miércoles en Bollullos Par del Condado, donde una mujer ha resultado herida grave por una agresión por arma blanca con daño en el cuello en su vivienda del municipio onubense, donde han encontrado a un menor, así como a un hombre fallecido en el corral contiguo del domicilio, que ha resultado ser su marido y que se habría suicidado tras cometer la agresión.

La Sección Tercera de la Audiencia Provincial de Huelva, tras celebrar el correspondiente Juicio Oral el pasado día 15 de febrero, ha condenado a un ciudadano de nacionalidad nigeriana a una pena de cinco años de prisión por un delito de trata de seres humanos, así a dos años de prisión por un delito de explotación sexual, en su modalidad de prostitución coactiva, a una inmigrante irregular.

El Juzgado de lo Penal número 1 de Huelva ha condenado a cuatro años de prisión a una mujer, de 57 años de edad, por un delito de descubrimiento y difusión de secretos referidos a la salud, al valerse de su condición de enfermera del Servicio Andaluz de Salud (SAS) para acceder al historial médico de la trabajadora de una comunidad de vecinos, gestionada por una sociedad en la que condenada era administradora única, "con el fin de lograr el despido de aquella", algo que finalmente "se materializó".

Más artículos...