19
Lun, Feb
 
 

El Ministerio Fiscal ha pedido dos años de prisión y una multa que asciende a casi 5.000 euros para un padre y su hijo por un delito de delito contra la ordenación del territorio al presuntamente adquirir una finca rústica en Aljaraque y realizar en la misma una parcelación ilegal al ser contraria a Ley de Ordenación Urbanística de Andalucía (Loula), con el fin de vender las cinco subparcelas resultantes, de unos 2.000 metros cuadrados, tras instalar en ellas casas de madera o similares.

El Ministerio Fiscal ha solicitado dos años de prisión y una multa que asciende a los 7.300 euros a un empresario que, al menos desde el año 2005 y hasta el 2013 y en calidad de promotor, ha llevado a cabo supuestamente la construcción de naves, oficinas y plataformas de hormigón en suelo rústico, y además de especial protección, en el término municipal de Moguer.

Más artículos...