11
Lun, Dic


                 

AGRICULTURA

La Comunidad de Regantes El Fresno ha aprobado, con el visto bueno por unanimidad de sus comuneros, la creación de una nueva comunidad de regantes que será la encargada de gestionar las concesiones de agua provenientes de la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir (CHG).

Esta nueva comunidad se llamará Comunidad de Regantes El Fresno Guadalquivir. La nueva comunidad de regantes llegará para gestionar las concesiones del Guadalquivir. Según ha explicado el presidente de la Comunidad de Regantes El Fresno, Ángel Gorostidi, “El Fresno no puede regar en la demarcación del Tinto, Odiel y Piedras y en la del Guadalquivir. Por ello, se aprueba ceder las solicitudes efectuadas a la CHG a esta nueva comunidad de regantes”. La nueva comunidad de regantes estará presidida por Antonio Ramos.

Además del nacimiento del Fresno Guadalquivir, la Comunidad de Regantes hizo repaso de su estado actual y sus proyectos de futuro para los próximos cuatro años, después de que el pasado mes de julio se celebraran elecciones a la Junta de Gobierno de la Comunidad (2017-2021) y Ángel Gorostidi fuera reelegido presidente. Para 2018, El Fresno aprobó un presupuesto de 3,2 millones de euros, donde su principal ingreso es el coste del agua que suministra a sus comuneros.

Gorostidi explicó que entre los proyectos pendientes está la posibilidad de suministrar agua a través de energías alternativas a la electricidad, como puede ser el gas o las placas fotovoltaicas. “A pesar de que tenemos el kilovatio más barato del mercado, entre nuestros objetivos está el prestar el mejor servicio a nuestros comuneros y el estudio siempre de nuevas opciones que aporten al Fresno competitividad”.

Por otro lado, la Comunidad de Regantes tiene previsto analizar cuál es su capacidad real de transporte de agua, “ver qué demanda tenemos actualmente en las 3.500 hectáreas que regamos y cuánto más podemos suministrar, según nuestra capacidad”. Este estudio será realizado por una empresa externa y especializada.

Otra de las obras pendientes en la Comunidad es la modificación de la entrada y salida de agua en las balsas de El Fresno, concretamente en las dos de Montemayor (Moguer) y en la de Lucena del Puerto, para evitar la obstrucción de las tuberías por las algas, además de cambiar los conectores para ganar durabilidad. Uno de los compromisos de esta Comunidad es el respeto y cuidado al entorno. Por ello, promueve entre sus comuneros el buen uso y ahorro del agua superficial que reciben.

 La última junta general del año sirvió para hacer balance de los últimos años en la Comunidad (2013-2017). El presidente ha explicado que “el más destacado ha sido, sin duda, el nacimiento de la Plataforma en Defensa de los Regadíos del Condado que nos está dando vida, buscando solución a los problemas de agua y tierra”. Gorostidi ha recordado que la Comunidad de Regantes El Fresno “ha sido copartícipe del nacimiento de este órgano de unión de los agricultores del Condado”.

Por otro lado, ha recordado que “tenemos una nueva subestación eléctrica, por valor de siete millones de euros, que nos permite no tener que subir el precio del agua”, además de “haber pasado de suministrar 240 litros al segundo en 2013 a 3.000 litros al segundo actualmente en Montemayor”. Gracias a los bombeos de Hidroguadiana “llega a Lucena del Puerto un 10 % de lo que somos capaces de transportar”. La Comunidad cuenta con más de 120 casetas de distribución en Moguer, Lucena y Bonares y una nueva estación de bombeo en Lucena del Puerto.