18
Dom, Nov

EN EL PUNTO DE MIRA
Typography

La comarca de la Sierra de Huelva ha comenzado su campaña de recogida de la castaña temprana retrasándose de siete a diez días respecto a las fechas previstas y la Coordinadora de Organizaciones de Agricultores y Ganaderos (COAG) prevé alcanzar los 1,7 millones de kilos.

Según ha informado COAG en una nota, la variedad 'Pilonga' será la primera en recogerse y está considerada "una de las mejores por su dulzor, tamaño, color y la facilidad con la que se puede pelarla".

Este año la campaña va a ser de tipo medio en cuanto a la cantidad de erizos y con respecto al fruto "viene sano y de buen calibre" en una cosecha que ha estado marcada por las constantes lluvias. Por tanto, prevén que "si todo va bien, bajan las temperaturas y continúan las precipitaciones, el árbol, la tierra y el erizo se refrescarán facilitando la recolección y aumentando la cosecha".

La producción de la comarca va dirigida en su mayoría a la exportación, en concreto, al norte de Europa, Italia, EEUU y Brasil, donde este producto se consume habitualmente, siendo uno de los más valorados por sus cualidades organolépticas y su gran calidad.

Estos datos de exportación se enfrentan a "los bajos índices de demanda nacional, que llegan a ser imperceptibles". Por ello, desde la organización ha hecho hincapié en que "se valoren y protejan las producciones, apostando por este árbol centenario y reforzando nuestro consumo interno".

Según la Universidad de Córdoba, el castañar onubense alberga una biodiversidad incalculable de más de 800 años de historia en el territorio, por tanto "salvaguardar la castaña es apostar no sólo por nuestro ecosistema sino también por las personas que se hacen cargo de cuidarlo y mantenerlo".

En este sentido, la campaña de este fruto es "una importante fuente de ingresos de muchas familias en esta época, ya que tanto las labores realizadas en el campo como el trabajo que se genera en las diferentes cooperativas e industrias hacen que este sector ayude con la creación de empleo y mantenga un mundo rural vivo y activo".

"OLEADA DE ROBOS"

Por otro lado, desde la organización han mostrado su preocupación ante "la oleada de robos que se producen por estas fechas". Al respecto, el secretario provincial, Enrique Acción, estuvo presente hace unas semanas en una reunión con el delegado de la Junta de Andalucía en Huelva, Francisco José Romero, y la subdelegada del Gobierno de España, Manuela Parralo, en el Ayuntamiento de Fuenteheridos para crear un manual de información y sensibilización con el objetivo de concienciar a la ciudadanía del delito que supone robar castañas.

El pasado año, han señalado desde COAG, "la Guardia Civil solo realizó 241 servicios y 105 actuaciones de control, identificación y vigilancia, y se incautaron 6.875 kilos de castaña", unos datos que contrastan con la realidad vivida por los agricultores que "afirman que las cifras fueron aún mayores". Los municipios donde se observaron zonas críticas fueron Fuenteheridos, Galaroza y Cortegana.

Desde COAG han pedido que todos aquellos que se vean perjudicados por los robos en el campo denuncien para que los organismos encargados puedan actuar correctamente y vean incrementados sus medios.

Por otro lado, a esta situación se une la preocupación que siente el sector ante la conocida enfermedad que ataca a este árbol, conocida popularmente como 'la tinta' del castaño, "un mal que está afectando a las fincas acabando con miles de hectáreas ubicadas en distintas zonas de la Sierra de Aracena y los Picos de Aroche".

Desde COAG ven "fundamental que se active un protocolo de actuaciones que combatan los peligros que atacan al medio natural, además de crear una red de acciones preventivas que ayuden a frenar el avance de la enfermedad".