22
Mié, May

ELECCIONES
Typography

La Asociación Onubense de Productores y Exportadores de Fresas, Freshuelva, ha solicitado al Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente que se firme un protocolo que permita las exportaciones de frutos rojos a China. Dicha petición la ha realizado a través de la Federación Española de Asociaciones de Productores de Exportadores de Frutas y Hortalizas (Fepex).

El gerente de Freshuelva, Rafael Domínguez, ha aclarado además que este protocolo se ha pedido para todos los frutos rojos que se producen en Huelva como son, además de las fresas, los arándanos, las moras y las frambuesas. Domínguez ha añadido que “ésto no es algo que se vaya a hacer de hoy para mañana. Le hemos pedido al Ministerio que nos incluya en sus acuerdos comerciales con China de cara a las próximas reuniones”.

El “gigante asiático” se está convirtiendo en una gran potencia y por ellos los productores de frutos rojos consideran China como “una puerta interesante sobre todo si tenemos en cuenta el veto ruso y que desconocemos las consecuencias que puede traer consigo el brexit”, explica el gerente de Freshuelva. Además, ha añadido que China “supone una gran oportunidad, pero también es un país complicado para hacer negociaciones por las políticas que lleva a cabo, lo cual no quiere decir que sea imposible entrar en este mercado ya que hay otros países que lo han conseguido, como es el caso de Chile o Méjico”.

Como expone Domínguez, cada año, el país asiático “le da cabida a una serie de productos”. A principios de 2017, entró a formar parte del protocolo en el que Freshuelva persigue estar, la fruta de hueso. Todo depende de las relaciones comerciales y el poder de negociación por parte de los implicados, en este caso los Gobiernos español y chino.

En concreto, el protocolo para poder exportar a China, lo que indica es la forma de acceso al mercado de dicho país. En él se incluyen una serie de requisitos como por ejemplo los certificados sanitarios. “Al ser un producto que procede de un país tercero lo normal es que pidan que se especifique que en el país de origen no existen plagas o posibles enfermedades que se puedan introducir en el país al que se está destinando el producto”, explica Rafael Domínguez. Además, en dicho protocolo también se incluyen una serie de condiciones que deben fijarse por ambas partes, como reflejar si existe en China un mercado para los frutos rojos y la compatibilidad entre ambas políticas económicas.

Otra cuestión a tener en cuenta, según el gerente de Freshuelva, es que “tenemos que avanzar en materia de infraestructuras para poder llegar a mercados como el asiático”. No obstante, Domínguez ha añadido la importancia de firmar acuerdos como el que se ha firmado recientemente con el Aeropuerto de Sevilla o el existente con el Puerto de Huelva.