22
Mar, Ago

PROVINCIA

Los farmacéuticos de Huelva, a través del Colegio de Farmacéuticos onubense, han entregado más de un millar de productos sanitarios y de higiene a una treintena de menores bielorrusos afectados por el desastre nuclear de Chernobyl, que pasan unas semanas de vacaciones con familias onubenses en la provincia.

En concreto, estos pequeños pasarán entre 45 y 60 días en Huelva, lo que les permitirá aumentar su esperanza de vida entre 12 y 18 meses, ha informado la entidad colegial en una nota.

Todo gracias al programa 'La Sierra ayuda a los niños de Chernobyl' que promueve la Asociación Sanicher y por el que, desde hace más de una década, pasan anualmente por la provincia niños y niñas de Bielorrusia como medida de saneamiento de la radioactividad que 31 años después del desastre nuclear de la central bielorrusa se mantiene en buena parte del territorio del país.

Desde los orígenes de este programa de saneamiento, el Colegio de Farmacéuticos de Huelva es una de las entidades de la provincia que colabora activamente con esta iniciativa. En concreto, desde el Colegio se promueve entre sus colegiados la preparación de lotes con productos de higiene buco-dental o material de curas que son entregados a los menores, ya que son de difícil acceso y cuentan con un alto precio en su país de origen. Asimismo, la entidad que preside Francisco Peinado también ha decidido agasajar este año a estos chicos y chicas con una visita al parque temático sevillano 'Isla Mágica'.

Desde la Corporación farmacéutica consideran una "enorme satisfacción" ver cómo cada año "es mayor el número de farmacias de la provincia que deciden colaborar aportando lotes de material sanitario" para estos pequeños o facilitándoles que puedan disfrutar de un día de diversión en un parque de atracciones o acuático, como ha sucedido por ejemplo este mismo año, según explica Mercedes Martín, tesorera del Colegio onubense.

Martín ha destacado a su vez la especial colaboración prestada por las distribuidoras farmacéuticas Alisur y Bidafarma, quienes también han aportado productos y han facilitado la recogida de estos lotes entre las farmacias de la provincia para su posterior entrega en la sede colegial.

La acción solidaria llevada a cabo por el Colegio de Farmacéuticos se suma al resto de actuaciones sanitarias, como el reconocimiento médico o la atención buco-dental, que se vienen desarrollando durante el verano y tienen como finalidad mejorar el estado de salud de los pequeños durante su estancia en la provincia.