22
Vie, Feb

POLÍTICA

El alcalde de Palos de la Frontera y diputado nacional del PP por Huelva, Carmelo Romero, ha informado este martes del archivo por parte de la Fiscalía de las diligencias iniciadas tras la denuncia interpuesta por el concejal de la Asociación de Independientes Parlermos (Apin), Cristóbal Rojas, en relación a la supuesta negativa a facilitar información a la oposición sobre contrataciones municipales.

Romero ha recordado que el archivo tiene que ver con unos hechos que correspondían a 2011 pese a que la denuncia se presentó el 28 de agosto de 2018. Tal y como ha informado, la Fiscalía del Tribunal Supremo notifica "el archivo de las presentes diligencias de investigación, conforme al artículo 5 del Estatuto Orgánico del Ministerio Fiscal, por no resultar acreditada la perpetración de los delitos que dieron lugar a la incoación de las mismas".

Tras esto, el alcalde de Palos ha narrado que la denuncia se interpuso ante la Fiscalía de Huelva pero ésta la elevó a la del Supremo por su condición de aforado. En la denuncia, según ha advertido Romero, se hacía alusión a que no se facilitaba a este grupo municipal la información correspondiente sobre la contratación de personal adscrito al Consistorio palermo y sobre los contratos menores con un proveedor en 2013 y 2014. Además, se acusaba al propio Romero de presuntos delitos de prevaricación y malversación, delitos que la Fiscalía rechaza con este archivo.

Romero, que ha recordado que Rojas fue concejal del PP y primer teniente de alcalde, le ha calificado de "chaquetero" y ha apuntado que desde que dejara las filas del PP, junto a Tere Prieto, también exmiembro del PP y ahora concejal de Apin, Rojas, "movido por el odio" hacia su persona "se ha dedicado a interponer numerosas denuncias ante órganos administrativos, juzgados y Defensor del Pueblo.

Así, las cosas, el regidor ha indicado que esta denuncia parecía responder "a una estrategia del PSOE en la que Cristóbal Rojas hacía el trabajo sucio". El diputado nacional del PP, del mismo modo, ha ratificado que "esta denuncia fue maquinada con una institución provincial, en concreto la Diputación Provincial, probablemente porque el señor Rojas hacía este trabajo sucio a cambio de prebendas, para él, para su grupo o para personas de su grupo".

Por último, se ha mostrado "contento" con el archivo de esta denuncia decretado por la Fiscalía y ha señalado que estudiará si emprende o no acciones legales contra el denunciante.