19
Dom, Nov


                           

con Francisco Martin

Con el paso del tiempo la piel sufre los efectos propios de la edad y la contaminación ambiental, esto nos provoca una pérdida de elasticidad, tono, tersura y firmeza de las estructuras en general según pasan los años. Este deterioro se traduce en la aparición de líneas de expresión que y posteriores arrugas que surgen en distintas zonas faciales. La edad pone también de manifiesto otros problemas que afectan a la armonía estética de la cara como la pérdida de volumen, propia del envejecimiento, en labios, pómulos, etc.

La vuelta al cole hace que volvamos a ver a niños cargando con mochilas pesadísimas a sus espaldas, incluso niños en educación infantil. Este peso poco a poco va provocando dolores y molestias que, de no prevenirse, pueden provocar problemas serios de espalda en la edad adulta.

Con la llegada del calor, a muchos les entran entonces las prisas por ponerse morenos y se dan baños de sol brutales y «a pelo» pensando que aceleran el proceso. Nada más lejos de la realidad. Lo único que consiguen es dañar su piel con una estupenda quemadura y acumular papeletas para un futuro cáncer de piel.

Más artículos...