19
Dom, Nov


                           

OPINION

Hablar de recogida de fresa es centrarse en uno de los mercados más ligados a la provincia de Huelva. Muchos agricultores tienen en este sector uno de los grandes ejes de su economía, por lo que de la producción de esta depende fundamentalmente parte de sus beneficios. No sólo repercute a ellos, sino a gran parte de la población española y se puede hacer, sin dudarlo, extensible al mundo.

El año 2017 ha traído datos muy positivos en la recogida de fresas, tal y como reconocía recientemente el presidente de la Asociación de Productores y Exportadores de la Fresa de Huelva (Freshuelva), Alberto Garrocho, que señalaba la campaña como "buena y cómoda", con 320.000 toneladas de fresa. A ello, han contribuido especialmente los precios estables, hecho que se retoman tras varias temporadas en las que las oscilaciones en ellos causaban malestar en los agricultores. Así, en esta recta final de campaña, podemos volver a hablar de un sector para Huelva positivo, dónde los beneficios redundan para trabajadores, productores y consumidores y en los que la provincia vuelve a retomar el protagonismo para seguir escalando en este mercado frutícola tan feroz.

No sólo las buenas condiciones de recolección y las condiciones climatológicas han ayudado esta temporada. También, los esfuerzos en el mercado por la innovación en el sector y la promoción al exterior. Un ejemplo de ello es que en Fruit Logística, la principal feria de frutas y hortalizas de Europa, se ha  doblado este año la participación de empresas de la provincia respecto al 2016. Diputación de Huelva, la propia Freshuelva y la Junta de Andalucía han aportado mucho en este aspecto. La unión, hace la esfuerza se puede indicar.

Dicho esto, parece ser que los frutos rojos en la provincia de Huelva vuelven a consolidarse como uno de los aspectos más destacados en su producción, especialmente en la Sierra y en la Costa, dónde las empresas aúnan sus esfuerzos para seguir llevando el nombre de Huelva y la fresa y/o berries por todo lo alto. En el último tramo de la recogida de la fresa, el fruto más reconocido de todos los rojos, podemos hablar sin duda alguna, de que esta ha recuperado su valor.