20
Vie, Jul

Cuenca minera

Técnicos de la Consejería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio de la Junta de Andalucía han asegurado, tras la realización de un informe técnico al respecto, que los vertidos supuestamente tóxicos en el río Tinto, que denunciaron ante el Seprona miembros de Ecologistas en Acción, Izquierda Unida y EQUO, son espumas que "se conforman de manera natural" debido a la descomposición de las proteínas de las bacterias anaerobias que están en su origen del Tinto.

Según reza en el informe,  las condiciones del arroyo Ventoso, que confluye en el río, "son las más idóneas para que se formen espumas naturales tras fuertes lluvias, especialmente tras recibir casi en cascada el vertido de la balsa de pluviales, con el aporte de aire necesario para formar las abundantes espumas". En el estudio los técnicos aseguran además que "se dan condiciones para formación de espumas de origen natural en todo el tramo del río Tinto estudiado".

Entre los valores obtenidos en el laboratorio destacan, a efectos de la formación de espumas, los tensioactivos aniónicos --moléculas orgánicas unidas a moléculas iónicas, como sulfatos aniónicos--, que son los principales causantes de la formación de dichas espumas.

Estos tensioactivos pueden ser de origen industrial, caso de los detergentes, o de origen natural, caso de ríos como el Tinto tras fuertes lluvias dado que se produce la oxidación, muerte y descomposición en medio ácido de las bacterias anaerobias acidófilas reductoras de sulfatos y, especialmente, de óxidos de hierro presentes en sus aguas ácidas, transformándose sus proteinas en mucus y posteriormente en tensioactivos.

Este estudio se ha llevado a cabo a raíz de una denuncia por parte de organizaciones ecologistas en la que alertaban de que "el río presentaba una espuma sospechosa y de fuerte olor ácido en distintos puntos, pero especialmente río abajo a partir del vertedero de residuos tóxicos y peligrosos de Nerva".

A su vez, el pasado 18 de junio el grupo parlamentario popular presentó ante la mesa del Parlamento una pregunta con respuesta oral en comisión al Consejo de Gobierno sobre el vertido de lixiviados en este río, concretamente para saber qué tipo de control se está llevando a cabo por parte de la Consejería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio ante estas espumas "sospechosas", que finalmente han resultado ser "de origen natural" por las características del río.