12
Mié, Dic

SIERRA

La localidad serrana de Puerto Moral disfrutará desde el 6 al 8 de Diciembre de su afamado Belén Viviente. El horario será de los días 6, 7 Y 8  de 18:30 a 21:00 h y el día 8 se podrá visitar también en horario de mañana de 12:00 a 14:00 horas.

El municipio de Puerto Moral celebra los días 6, 7 y 8 de diciembre la séptima edición de su reconocido Belén Viviente. Esta recreación navideña se realiza a la entrada del municipio en el entorno del Barranco de la Madrona, un paraje único y de gran belleza. Se desarrolla al aire libre y la entrada es gratuita aunque se colocan huchas para que la gente aporte voluntariamente para ayudar a sufragar los gastos del mismo.

A día de hoy, el Belén Viviente de Puerto Moral es, sin duda, uno de los más famosos y esperados en la Sierra, donde muchos de sus pueblos organizan belenes de diferente índole. Cada uno de ellos es distinto, original, bonito y con visitas muy recomendadas. Pero el de Puerto Moral tiene algo especial: el entorno, los niños, los detalles cuidados al máximo, muchas escenas y lo más importante es que gusta mucho al público, haciendo que cada año vengan más visitantes. De hecho la masiva afluencia de vehículos es casi la única preocupación para el Ayuntamiento, aunque hay vigilantes de seguridad para controlar el tráfico y un elevado número de aparcamientos. Para muchos visitantes es considerado ya el gran Belén Viviente de la Sierra.

Aunque no se puede saber el número de asistentes, al ser la entrada libre y gratuita, el belén de 2017 tiene con diferencia el récord de visitas con una cifra aproximada de 7.000 personas.

La mayoría de asistentes ya lo conocen pero les gusta tanto que repiten e incluso muchos hacen doble visita: la de noche, más entrañable, y la de día, donde los detalles y el arduo trabajo se aprecian mucho mejor.

El Belén es organizado por el Ayuntamiento, con la colaboración de todo el pueblo, pequeño en población y grande en iniciativas singulares en la Sierra.Y, en especial, con la ayuda de las asociaciones localesy de todos los vecinos y vecinas.

La recreación se prepara con mimo las semanas previas. Reuniones informativas, reparto de escenas entre las familias participantes y de casi el centenar de niños que les dan vida, montaje en el entorno del barranco de La Madrona, … Todo con el objetivo de que un año más la experiencia cumpla las expectativas de los miles de visitantes. Además, la diputación de Huelva colabora económicamente en este evento.

El recorrido en principio es lineal. Tiene momentos que pasa por puentes de madera, y finaliza en una zona circular con muchas escenas, este año en total son una veintena de escenas, todas mantienen la esencia clásica de un Belén (escenas bíblicas), más el encanto de los niños, cuidando al máximo los detalles.

Los figurantes, casi el centenar, son niños y jóvenes de Puerto Moral y de algunos pueblos cercanos vinculados por amistad o familiaridad con el pueblo panzurraco.

El acceso es libre y gratuito, pero la organización ruega una ayuda económica para los gastos e incluso ayudas a causas benéficas que pronto se darán a conocer. Además, vende un rico chocolate y tortas artesanas a todos los asistentes en el inicio del recorrido.

La satisfacción de quienes ven el Belén Viviente de Puerto Moral es alta y las caras de alegría, tanto de niños como de mayores, son el orgullo de la organización que cada año cambia las escenas tanto de ubicación, contenido, personajes e incorporan algunas nuevas.Sin ninguna duda, un lugar de obligada visita en fechas navideñas.