15
Sáb, Dic

Foto: Infoca

SIERRA

Los alcaldes de Nerva (Huelva) y de Almonaster La Real, José Antonio Ayala y Jacinto Vázquez, respectivamente, han señalado este viernes "la indignación e impotencia" con las que han vivido los vecinos de ambas localidades los incendios que han afectado a sus términos municipales en los últimos días, según ha anunciado el propio consejero de Medio Ambiente, José Fiscal, "intencionados sin duda".

En declaraciones a Europa Press, ambos alcaldes han precisado que espera que "haya detenciones de los presuntos autores porque se ha hecho mucho daño". En concreto, el fuego de Almonaster quedó extinguido este jueves tras calcinar 300 hectáreas y el de Nerva sigue bajo control y ha arrasado 1.747 hectáreas.

Ambos ediles han valorado el refuerzo de agentes en la zona anunciado por el delegado del Gobierno en Andalucía, Alfonso Rodríguez Gómez de Celis, y por el consejero de Medio Ambiente, porque esta zona "ha sido muy castigada por el fuego en los últimos años", así como la revisión de incendios anteriores por parte de la Fiscalía y la petición de reapertura de algunos casos si se llegara a señalar a alguien como presunto autor.

"La sensación en el pueblo es en este sentido de indignación e impotencia, ya que es incomprensible que alguien tenga esa mala intención en una zon muy castigada desde hace muchos años por la actividad minera y que ha costado mucho trabajo ponerla verde", ha señalado Ayala.

"El modus operandi es simplemente hacer daño ya que esta tierra ni se va a recalificar ni va a tener otro aprovechamiento. No creo que la finalidad sea fines lucrativos", ha dejado claro el primer edil de Nerva, al igual que el de Almonaster que ha destacado también "el peligro que han corrido las personas de las aldeas próximas a la zona".

Vázquez ha dejado claro, por último, que "es bueno que se refuerce la zona y se culminen las investigaciones porque si una o varias personas hacen este tipo de delincuencia, deben pagarlo".

En cuanto a los daños, ha precisado que es "una pena el paisaje tan desolador" que ha dejado este incendio en el pueblo, recientemente declarado uno de los pueblos más bonitos de España. "Hay mucho turismo de naturaleza y se cargan el paisaje el impacto visual es muy negativo y tendrá que pasar mucho tiempo para su recuperación", ha concluido.