23
Mar, Abr

SIERRA

El Ayuntamiento de Linares de la Sierra ha recibido por parte de la empresa pública Giahsa el ingreso correspondiente a la capitalización de las concesiones sobre las redes de abastecimiento y saneamiento. Dicha operación, suscrita ante Notario, conlleva una inyección económica a las arcas del consistorio de 229.000 euros. De esta manera Linares normaliza su situación y, con la autorización del Pleno Municipal, se estabiliza en el seno de Giahsa, después de decidir mantenerse al margen de las medidas de financiación propuestas por la Manconunidad de Servicios MAS y gracias a las cuales el resto de municipios percibieron a finales de 2013 un montante total de 85 millones de euros.

La firma de los documentos que consolidan la estabilidad de Linares de la Sierra en Giahsa fue llevada a efecto por la presidenta de la MAS, Laura Pichardo, el director ejecutivo de la empresa, Manuel Domínguez Limón, y el primer edil serrano, Juan Miguel Ramos. De este modo se pone un punto final satisfactorio para las dos partes, con el cierre de una operación que se ha venido intensificando en los últimos meses. Con la incorporación de Linares de la Sierra está a punto de completarse la normalización de todos los municipios en Giahsa, algo que en palabras del director ejecutivo “confiere a todos, a la empresa y a sus ayuntamientos, una mayor estabilidad y proyección de cara al futuro, que se traducirá sin duda en la prestación de los mejores servicios del ciclo integral del agua y la recogida de residuos para nuestros ciudadanos”.

Por su parte, la presidenta de la MAS se congratuló del hecho de que Linares de la Sierra “forme parte desde ahora, en el más amplio sentido del término, de un proyecto provincial que sigue creciendo. Por ello -ha admitido Laura Pichardo- es justo agradecer al equipo de gobierno tanto la buena disposición como la determinación firme para poner fin a una situación de inestabilidad que, sin embargo, no ha impedido que Giahsa haya prestado sus servicios en el municipio en estos últimos cinco años con total normalidad y a plena satisfacción de sus usuarios”.

El alcalde de Linares de la Sierra, Juan Miguel Ramos, ha explicado que “era una necesidad proceder a normalizar la situación de nuestro municipio en el seno de la empresa pública y el proyecto común provincial, con cuya filosofía comulgamos plenamente”. Después de la aprobación en Pleno, el primer edil ha interpretado “que es la mejor manera de demostrar que estamos satisfechos con el servicio que se nos presta desde Giahsa, con quien nos empeñamos en coordinar las acciones para que dicho servicio llegue a los usuarios en idénticas condiciones que al resto de abonados de la provincia, dadas las dificultades de ubicación y de infraestructuras que históricamente ha venido padeciendo la Sierra”.

La concesión demanial es un alquiler de las redes municipales de abastecimiento y saneamiento por un periodo de 30 años. La firma de dicha concesión implica que Giahsa se compromete a abonar un canon por la utilización de dichas redes para la prestación del servicio. En función de la fórmula que se articuló en 2013, los 15 primeros años del canon podían ser percibidos anticipadamente en forma de capitalización, medida de la que se beneficiaron la mayor parte de los ayuntamientos que la suscribieron.