22
Mié, May

CONDADO

El Ayuntamiento de Almonte y las seis comunidades de regantes del municipio han hecho patente este jueves su unidad en la defensa de la agricultura local tras el anuncio realizado por el presidente de la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir (CHG), Joaquín Páez, de declarar como sobreexplotado el acuífero de Doñana.

Además, han querido resaltar las medidas que se han implementado en los últimos años para su conservación y uso sostenible, por parte de la propia Confederación y de la Junta de Andalucía, ha informado el Ayuntamiento en un comunicado de prensa.

Tras la reunión mantenida por la alcaldesa, Rocío Espinosa, y los presidentes y representantes de las seis comunidades, el sector irá de la mano del Consistorio para establecer un marco de diálogo que analice el alcance de la posible declaración de la CHG, que afecta al futuro y al presente de una actividad que es la base de la economía de Almonte.

Espinosa ha trasladado a los agricultores su "apoyo y compromiso en esta situación que tanto nos preocupa, por las consecuencias que puede acarrear para nuestro municipio. Por ello, la unidad con el sector es fundamental y así lo entendemos tanto desde el Ayuntamiento como por parte de las comunidades de regantes ya que afecta al modo de vida de un pueblo y muchos puestos de trabajo".

La alcaldesa ha subrayado que "Almonte defiende Doñana, y de hecho ha renunciado a gran parte de su desarrollo en favor de la conservación de Doñana. En la última década, Almonte ha visto reducida su superficie agrícola de manera sustancial, además de la renuncia a la ampliación de Matalascañas, y esas son renuncias o costes de un territorio en favor de la conservación. Nadie puede decir que Almonte está en contra de Doñana", ha recalcado.

En este sentido, la primera edil ha señalado que "Almonte ha demostrado que ha hecho las cosas bien y eso no debe penalizarse". Por ello, ha querido reiterar su "apoyo a los agricultores que están haciendo las cosas bien, implementando medidas de ahorro de agua, así como la agricultura ecológica".

La alcaldesa de Almonte ha indicado además que "las masas de agua tienen un problema que hay que atajar, y para eso las administraciones han estado trabajando en los últimos años para aplicar medidas. Se ha hecho más en los últimos cinco años que en toda la historia del problema. Lo lógico sería esperar a que las medidas implementadas den sus frutos y no precipitarse con esta declaración".

Asimismo, la regidora almonteña ha informado a los regantes de la Declaración Institucional que llevará al Pleno Extraordinario, que con motivo de esta situación ha convocado para este viernes en el Ayuntamiento. Una Declaración que se realizará "en base a la racionalidad, la sensatez, el respeto a Doñana y la búsqueda del equilibrio, porque están en juego miles de puestos de trabajo y la economía de toda la comarca".