15
Sáb, Dic

CONDADO

El delegado de la Junta en Huelva, Francisco José Romero, que ha visitado en Manzanilla la empresa Rústicos El Barrero, dedicada a la fabricación artesanal de ladrillo rústico, ha destacado "la singularidad de esta empresa por sus características y trayectoria vinculada al ámbito familiar y por haber sabido encauzar, después de momentos complicados, una actividad singular y única por los materiales y la forma de trabajarlos, que le ha permitido acceder a determinados reconocimientos".

El delegado ha estado acompañado por el delegado territorial de Conocimiento y Empleo, Manuel Ceada; el alcalde de Manzanilla, Cristóbal Carrillo; la directora provincial de Andalucía Emprende, Adela de Mora, y el propietario de la entidad, Pedro Ávalos, según ha informado la Junta en una nota de prensa.

Romero ha recordado que Rústicos El Barrero "participa activamente de los instrumentos que desde la Junta de Andalucía ponemos a disposición del sector empresarial, en concreto con Andalucía Emprende y con Extenda".

Además, ha subrayado que "para la elaboración de su producto utiliza recursos endógenos, los transforma de manera artesanal y con métodos de sostenibilidad, como la combustión de biomasa para su horno".

En definitiva, según ha agregado, "estamos visitando una empresa ejemplar, de ascendencia familiar, sostenible y que forma parte de ese ecosistema de empresas del mundo rural, para las que desde la Junta de Andalucía se han diseñado servicios e instrumentos que le han sido útiles y que espero que siga sirviéndole en el futuro para su crecimiento empresarial y para la generación de más empleos en la comarca".

En 2004, Pedro Ávalos Torres hace realidad su idea de retomar la actividad familiar de artesanos ladrilleros. Su nuevo proyecto, dedicado a la fabricación completamente artesanal del ladrillo rústico, conocido vulgarmente como ladrillo de taco. Como han remarcado, tal es la calidad del material producido que ha sido solicitado para la rehabilitación de obras tan emblemáticas como la Bóveda de la Catedral de Sevilla o el yacimiento arqueológico de las Ruinas de Itálica.

En la empresa se elaboran ladrillos artesanales con la arcilla que se extrae de una cantera propiedad de la entidad. El producto dispone 'Andalucía Calidad Artesanal'. Participa en el Encuentro Sectorial de intercambio de experiencias empresariales, desarrollado en Marruecos y ha sido finalista en 2018 en los Premios Andalucía Emprende. Actualmente cuenta con tres trabajadores, incluido el propio autónomo. La empresa está apoyada por el CADE de Chucena.