16
Mar, Jul

CONDADO

La Plataforma en Defensa de los Regadíos del Condado de Huelva ha celebrado una multitudinaria asamblea en el Teatro Colón de Bonares en la que anunció el estudio de posibles movilizaciones por la falta de agua superficial y los problemas de zonificación en el Condado, al tiempo que llamó a la unidad para ir "todos a una"

El presidente de la plataforma, Cristóbal Picón, indicó a los presentes que tienen previsto reunirse con otras organizaciones para consensuar una hoja de ruta conjunta, con acciones concretas de movilizaciones, que deberán ser ratificada después por la asamblea de agricultores.

El objetivo es "ir todos a una", subrayó Picón, que recordó el éxito de anteriores manifestaciones y concentraciones y aseguró que para volver a repetirlo es necesario "la unidad del Condado", ha informado la plataforma en un comunicado.

La asamblea trasladó a los agricultores las gestiones de la plataforma en los últimos meses, tanto en materia de zonificación como en la de agua. En primer lugar, recordó que su bufete de abogados presentó a la Junta de Andalucía diferentes opciones para tratar de dar cabida al mayor número de hectáreas de regadíos en el Plan Especial de Ordenación de los Regadíos de la Corona Norte de Doñana. Al respecto, aseguró que "todos los argumentos ya se han presentado, hay registro de entrada de esos documentos, pero, a día de hoy, no ha habido respuesta de la Junta de Andalucía".

Por otro lado, y en materia de agua, la Plataforma en Defensa de los Regadíos del Condado explicó a los presentes que "existen varios asuntos encima de la mesa para poder facilitar el riego" y expresó su confianza en que la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir (CHG) dé luz verde al agua para 318 hectáreas, que son regables y cuya obra para hacerles llegar este recurso se realizó en 2015.

Además, la plataforma espera que en unos meses unas 1.800 ó 2.000 hectáreas de cultivo puedan beneficiarse de las concesiones de agua subterráneas para la Comunidad de Regantes Condado de la CHG.

A su vez, la plataforma analizó la problemática de ambas cuencas en el Condado. Por un lado, existen 500 hectáreas de regadío, dependientes del Tinto, Odiel y Piedras, que no tienen agua. Por otro lado, la zona depende del Guadalquivir "no tendrá agua mientras no se haga el desdoble del túnel de San Silvestre". Por este motivo, instó a las administraciones a "solucionar un problema de tan solo 60 millones de euros y no dejar que el Condado se muera".

"No hay que esperar a que esto ocurra", ha remarcado Picón, que ha animado a los presentes a "activar el Condado". Para la plataforma, "el camino es la movilización" y espera consensuar esa hoja de ruta para que la respuesta a las acciones que se planteen sea masiva, ha concluido.