16
Jue, Ago

CAPITAL

El Hospital Juan Ramón Jiménez de Huelva pondrá en funcionamiento el próximo 1 de agosto la nueva Unidad de Ictus, un dispositivo asistencial de referencia donde se atenderán los pacientes con un accidente cerebrovascular en fase aguda de toda la provincia. Este dispositivo, en el que el Gobierno andaluz ha invertido más de 700.000 euros en obras, equipamiento y nueva dotación de personal, permitirá mejorar la atención a esta patología, con una previsión de actividad de 600 pacientes al año.

La consejera de Salud, Marina Álvarez, ha visitado este lunes esta Unidad, que estará atendida por un equipo de neurólogos expertos en patología cerebrovascular las 24 horas, los 365 días del año, y que se ha dotado con la tecnología más avanzada para la monitorización y tratamiento de estos pacientes, según informa la Junta en una nota de prensa.

La responsable de la sanidad pública andaluza ha valorado la puesta en marcha de este dispositivo asistencial, en cuanto "acortará los tiempos de respuesta al ictus, contribuyendo a reducir la morbilidad y las secuelas de esta patología". Todo ello, dentro de los objetivos del Plan Integral de Atención al Ictus de Andalucía, que se ha priorizado este año por la Consejería de Salud para asegurar que se garantiza en toda la comunidad la equidad, la accesibilidad y la calidad asistencial en el abordaje del ictus.

Para Álvarez, la puesta en marcha de esta Unidad constituye "uno de los principales avances en materia sanitaria de los últimos años en la provincia de Huelva".

La Unidad está concebida como una Unidad de Cuidados Intermedios de alta tecnología específicamente diseñada para la asistencia a los pacientes en fase aguda y cuenta con los recursos humanos y estructurales necesarios para prestar atención de manera permanente. Así, estará atendida permanentemente por neurólogos expertos en patología cerebrovascular, junto con un equipo de enfermería y celadores con formación específica en esta patología.

La plantilla está compuesta por 17 profesionales: dos nuevos neurólogos, siete enfermeros, cinco auxiliares de enfermería y tres celadores, que se suman al resto de profesionales que conforman la Unidad de Neurología del hospital, de la que dependen.

En lo que respecta a equipamiento, dispone de seis puestos de atención, dotados de un sistema de monitorización multiparamétrica no invasiva, que permitirá el control permanente de las funciones vitales; un sistema de video-vigilancia que permite el acceso visual desde el control de enfermería y desde el despacho médico; un eco-doppler transcraneal; y un sistema de holter ECG sin cables (dispositivo que permite grabar de forma permanente los latidos del corazón).

Además, cuenta con equipos de monitorización ambulatoria de ritmo cardíaco para aquellos pacientes con sospecha de un origen embólico del ictus, de modo que se continúa su estudio y diagnóstico de una posible arritmia cardíaca una vez superada su estancia.

PROGRAMA DE REHABILITACIÓN

Como novedad, la Unidad incorpora una Unidad de Rehabilitación Intensiva del Ictus en la misma planta, dotada con cuatro camas --por primera vez en Huelva se destinan camas a esta especialidad--, una sala de fisioterapia y una sala multifuncional de terapia ocupacional, logopedia y rehabilitación cognitiva.

De este modo, se añade un plus al programa rehabilitador del ictus que ya viene realizándose desde hace años con el objetivo de conseguir una vida posterior al episodio lo más independiente y normalizada posible. Asimismo, esta novedad permite que el centro hospitalario se sitúe a la vanguardia en el manejo del paciente con esta patología.

Este programa, que se implantará de manera progresiva, está destinado a pacientes con estabilidad clínica y neurológica, con capacidad física suficiente para tolerar un programa activo rehabilitador de varias horas de duración al día. Para poder llevarlo a cabo, el paciente estará ingresado en la planta dos semanas, para continuar con el desarrollo del mismo mediante ingreso en la Unidad de Rehabilitación Neurológica del Hospital Vázquez Díaz.

La puesta en marcha de la Unidad de Ictus se enmarca en la Estrategia de Crecimiento 2017-2020 del Hospital Juan Ramón Jiménez, con un incremento de la cartera de servicios que lleva aparejada una inversión de 9,4 millones de euros entre 2017-2018, con el objetivo de incrementar sus prestaciones y capacidad de resolución y que están siendo percibidos por los onubenses en el día a día.

PLAN ANDALUZ DE ATENCIÓN AL ICTUS

La Consejería de Salud ha priorizado para 2018 la atención al ictus, por lo que está trabajando -en el marco del Plan Integral de Atención al Ictus de Andalucía- con redes provinciales de profesionales para mejorar la asistencia que se presta dentro del Código Ictus en todas las provincias andaluzas. Según la titular de Salud, "es fundamental la coordinación entre todos los equipos que intervienen en la prevención, detección, tratamiento y rehabilitación de las personas que sufren esta patología".

Álvarez ha recordado que las enfermedades cerebrovasculares son, en Andalucía, la primera causa de mortalidad en las mujeres y la segunda en los hombres, a la vez que son una causa frecuente de morbilidad hospitalaria. No obstante, ha destacado el descenso en la mortalidad en los últimos años, tanto a nivel nacional y en Andalucía, probablemente por un mejor control de los factores de riesgo y un mejor tratamiento de la enfermedad.

La atención hospitalaria se estructura en tres niveles, según la complejidad: equipos de ictus (todos los hospitales que atienden ictus), unidades de ictus (al menos una por provincia) y unidades de referencia (donde se aplica el tratamiento especializado de trombectomía mecánica).
En el pronóstico del ictus resulta fundamental una rápida atención, de modo que cuanto antes se llegue al hospital, más opciones hay de que el tratamiento sea eficaz.

En la provincia de Huelva, se cuenta con protocolos específicos de atención para garantizar la coordinación entre todos los profesionales de los diferentes dispositivos y especialidades que participan en el Código Ictus, que incluye fundamentalmente a los servicios de Urgencias extrahospitalarios, centros de Atención Primaria, Emergencias Sanitarias 061, Urgencias hospitalarias, Neurología, Cardiología, Radiodiagnóstico, Rehabilitación, Medicina Interna y Unidades de Cuidados Intensivos, contando los hospitales Infanta Elena y Riotinto con Equipos de Ictus.

De todos los pacientes atendidos en Huelva, en torno al 80% son de origen isquémico (por falta de riego sanguíneo cerebral) y el 20% hemorrágico (por sangrado cerebral), habiéndose multiplicado en los últimos años los tratamientos de fibrinolisis (aplicación de fármacos por vía intravenosa), con unos 60 anuales.

De este modo, cuando los pacientes con una afectación cerebral de mayor extensión requieren el procedimiento de trombectomía (extracción del trombo por vía endovascular) son derivados al Hospital Virgen del Rocío de Sevilla, que cuenta con la Unidad de Referencia para estos casos. Actualmente, unos 25 pacientes onubenses al año precisan este tratamiento.