20
Sáb, Jul

PROVINCIA

Durante la jornada de puertas abiertas de hoy se ha ofrecido a los asistentes una tarta de 80 kilos y 2 metros por uno y medio para celebrar la efeméride

Hoy se ha celebrado la segunda de las tres jornadas de puertas abiertas en el Muelle de las Carabelas con motivo de una doble celebración: la conmemoración del regreso de Colón el 15 de marzo de 1493 al Puerto de Palos de la Frontera y el 25 Aniversario de la apertura de este museo histórico, cultural y patrimonial que gestiona la Diputación de Huelva. Esta nueva efeméride llega tras la estela que marcó la conmemoración en 2017 del 525 Aniversario del Encuentro entre dos Mundos y para su celebración se ha diseñado un extenso y variado programa especial de actividades que se desarrollará desde marzo a octubre de 2019.

El presidente de la institución provincial, Ignacio Caraballo, acompañado por la diputada de Cultura, Lourdes Garrido, ha visitado hoy las instalaciones del enclave rabideño para celebrar, junto a onubenses y visitantes, los 25 años de vida del Muelle, señalando que “desde su inauguración el 15 de marzo de 1994, este espacio histórico, cultural y patrimonial se ha convertido indiscutiblemente en símbolo del legado colombino en nuestra provincia y la principal puerta de América a Europa, ayudando a reforzar esos lazos de hermandad históricos y culturales que unen a ambos pueblos”.

Caraballo ha subrayado la importancia de que los onubenses “no olvidemos nunca el papel protagonista que jugó la provincia en la gesta que cambió el mundo y, por ello, este lugar emblemático, germen de este hito histórico único, es seña de identidad de Huelva y de esa vocación americana que todos compartimos”. En ese sentido, el presidente ha recordado que, desde esta institución, “siempre hemos querido involucrar a todos los onubenses en esa vocación que nos caracteriza, reforzándola y animando a que seamos embajadores de este lugar y llevemos por bandera el nombre de Huelva junto al de América, mostrando al resto del mundo nuestras profundas raíces iberoamericanas”.

Como ha señalado Caraballo, “este espacio y todo el conjunto histórico de la Rábida -con el Monasterio como principal reclamo-, representan una de las insignias más potentes de la marca Huelva, un reclamo perfecto que simboliza no sólo una parte de nuestra historia y de la de toda la Humanidad, sino un espíritu y una forma de ser”, sin olvidar que “tenemos a nuestro alcance un escaparate de lujo para la promoción y el desarrollo turístico nacional e internacional de nuestra provincia”.

Desde su apertura, la Diputación de Huelva ha tenido entre sus prioridades el cuidado y mantenimiento del Muelle de las Carabelas y el enclave de La Rábida en general, velando por su enorme valor histórico, cultural y por supuesto turístico, e invirtiendo en su mejora. No en vano, a lo largo de estos 25 años se han acometido continuas actuaciones en los lugares colombinos, no solo en el propio Muelle sino en todo el entorno de la Rábida, que ha sido objeto de una profunda remodelación más allá de la restauración de las tres naves, como el nuevo paseo de entrada al Monasterio, la entrada desde Huelva en todo el paseo frente al estero Domingo Rubio, la remodelación del Parque Botánico Celestino Mutis o la restauración de la Columna del IV Centenario, entre otras.

De hecho, durante estos 25 años de historia, este enclave único ha logrado batir su propio récord de visitantes cada año, convirtiéndose en uno de los espacios turísticos y culturales más frecuentados no ya de la provincia sino de toda Andalucía. Así, en estos 25 años han visitado el Muelle un total de 4.172.090 personas, contabilizados enero y febrero de 2019. 

Música, talleres, animación y una tarta gigante

La programación especial diseñada por la Diputación de Huelva para celebrar esta efeméride ha dado comienzo durante estas Jornadas de Puertas Abiertas los días 16 y 17 de marzo, con un programa de actividades de ocio y diversión para toda la familia durante todo el fin de semana en el que no han faltado espectáculos de magia de la mano del mago Naife, música en directo con el sexteto cubano ‘Son Así’, poniendo el acento venido de la otra parte del Atlántico y diversos talleres infantiles sobre elaboración de portanotas, creación plástico literaria o de hilograma ‘wareke’, de la mano de la asociación colombiana y latinoamericana ‘Huelva para todos y todas’. También hay espacio para la solidaridad con diversos mercadillos, como el de Intermón Oxfam y Ayre Solidario, instalados en el Muelle durante los dos días.

Entre los espectáculos de animación, la empresa Platalea recreará durante el fin de semana una rueda de prensa ofrecida por el almirante Colón, una vez en tierra, en la que relatará su viaje. Por la mañana se ha celebrado la regata de optimist por equipos ‘América, a la estela de Colón’ dirigida a los más pequeños y futuros marineros de 11 a 16 años, con la colaboración de los clubes náuticos de vela de Huelva.

Como colofón de esta celebración de cumpleaños tan especial, la diputada de Cultura, Lourdes Garrido, ha presentado una impresionante tarta gigante de 80 kg y 2 metros por uno y medio de longitud, que se ha repartido entre todos los visitantes, con Les buffons du roi como divertido maestro de ceremonia.

25 años de historia

El Muelle de las Carabelas cuenta como principal reclamo turístico con las réplicas de los tres barcos que emprendieron el viaje con Cristóbal Colón al mando, ubicadas en una dársena semicircular de 11.500 m² con dos pantalanes de acceso de 35 m cada uno. Además, el espacio alberga un centro de interpretación, el barrio medieval -recreado alrededor de la dársena- y la Isla del Encuentro, en la que se recrea recrear la cultura indígena de la Isla de Guanahani, primera isla en la que desembarcó Cristóbal Colón el 12 de octubre de 1492, y a la que nombró San Salvador.