20
Mar, Nov

SIERRA

Guillermo García-Palacios Álvarez ha sido reelegido presidente del Consejo Regulador de la Denominación de Origen Protegida (DOP) Jabugo, tras el proceso electoral para designar a la nueva junta directiva.

De este modo, según ha informado la DOP Jabugo en una nota de prensa, el pasado 15 de marzo se iniciaba el proceso electoral para la nueva junta directiva del Consejo Regulador de la Denominación de Origen Protegida (DOP) Jabugo, y este lunes 25 de junio ha finalizado con el nombramiento del presidente, Guillermo García-Palacios Álvarez, quien renueva su cargo al frente de esta institución.

La nueva junta directiva está compuesta por cinco vocales representantes del sector productor (José Joaquín Suárez Tejeiro, José Domingo Borrero Oyonarte, Agrícola La Ventosilla SC, Nutrioreal SLL y Triana Taurina SL) y cinco vocales representantes del sector elaborador (Hermanos Castaño Fernández SL, Jamones Eíriz Jabugo SL, Sánchez Romero Carvajal Jabugo SAU, Sierra de Jabugo SL y Montesierra SA).

Además, a las reuniones de la junta directiva, asistirán un representante del Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente (administración que tutela a la DOP Jabugo), un representante de la Consejería de Agricultura, Pesca y Desarrollo Rural de la Junta de Andalucía y un representante de la Consejería de Medio Ambiente y Rural, Políticas Agrarias y Territorio de la Junta de Extremadura.

El presidente será Guillermo García-Palacios Álvarez, persona externa a la junta directiva, así como el vicepresidente Sergio Bomba Gómez, representante de Sierra de Jabugo, S.L. y el secretario Antonio José Castaño Navarro, representante de Hermanos Castaño Fernández, S.L. También se ha designado al director general, José Antonio Pavón Domínguez.

Guillermo García-Palacios Álvarez, tras su elección como presidente por el Consejo del DOP Jabugo, ha mostrado su agradecimiento a sus miembros "por la confianza que depositan en mi persona" que valora como un "refrendo al trabajo realizado durante estos años". Ha añadido que "tenemos que seguir internacionalizando nuestro producto, que es único en el mundo, y para ello esperamos que la industria marque más con la DOP para contar con más volumen".

"Vamos a trabajar por lograr que los ganaderos vean rentabilizadas sus explotaciones, sin olvidar el territorio donde nos movemos para lo cual la promoción de la Ruta del Jabugo será algo fundamental ya que ello beneficia a los pequeños negocios de toda índole", ha dicho.

Los objetivos principales de la DOP Jabugo han sido y siguen siendo desde 1995 tanto la certificación de la calidad y el origen como la promoción de los jamones y paletas de cerdos ibéricos criados y engordados en libertad en la dehesa, y elaborados en las bodegas inscritas en las condiciones microclimáticas naturales de los pueblos de la Sierra (Aracena, Aroche, Corteconcepción, Cortegana, Cumbres Mayores, Galaroza, Higuera de la Sierra, Jabugo, Santa Olalla del Cala) en el entorno del Parque Natural Sierra de Aracena y Picos de Aroche, cuyas dehesas están declaradas Reserva de la Biosfera por la Unesco.

Asimismo, a raíz del cambio de nombre a Jabugo, se une un nuevo objetivo que ya se está poniendo en marcha en los últimos meses: la estrategia de protección del uso del nombre Jabugo en España y en la Unión Europea. El término Jabugo está estrictamente delimitado para identificar las piezas certificadas con la DOP Jabugo, elaboradas en las empresas inscritas. De este modo, han indicado que la defensa y protección de la DOP Jabugo es "competencia de todos los estados miembros de la Unión Europea".

Asimismo, se está trabajando en la estrategia de internacionalización para impulsar la comercialización del producto gastronómico amparado y promocionar la DOP Jabugo, con la participación activa de las bodegas inscritas. El Consejo Regulador estará presente en foros de ámbito internacional de forma individual y a través de Origen España en la Asociación Origin, cuyo ámbito es mundial.

La DOP Jabugo está sustentada en el territorio, en el ganadero, en el elaborador y en la gente de la Sierra. No hay que olvidar que la existencia de una Denominación de Origen Protegida se debe a características microclimáticas de la zona, a una materia prima, a un proceso de elaboración, pero sobre todo a "la herencia e historia que permite que el conocimiento se transmita de padres a hijos, a la paciencia, el cariño y la profesionalidad de quienes saben cómo hay que hacer el producto amparado que es seña de identidad no sólo de la Sierra sino, también, de la propia Marca España".

 
Publicidad
sierraluz