26
Sáb, May

SIERRA

La Junta de Andalucía se ha comprometido a impulsar un estudio que avale la posible adhesión del actual CEIP Miguel Lobo de La Nava, que cuenta actualmente con una matrícula de diez alumnos de educación infantil y primaria, en el Colegio Público Rural (CPR) Adersa 1, con sede central en Fuenteheridos.

La decisión se ha adoptado tras la exposición de un informe sobre el actual estado de la escolarización de los municipios que participan en el Adersa 1, así como las perspectivas de futuro generadas por la situación socioeconómica de la zona.

En el encuentro, celebrado en el Ayuntamiento de La Nava, para tratar la situación educativa de la localidad, han asistido las alcaldesas y alcaldes de La Nava, Castaño del Robledo, Fuenteheridos y Valdelarco, Inmaculada Morales, Susana Oliva, Raúl Pérez y Rafael Pérez, respectivamente, según ha informado la Junta en una nota de prensa.

El proyecto, a propuesta de las entidades municipales, va a ser objeto de estudio por parte de la Consejería de Educación, a fin enriquecer la atención educativa al alumnado residente en La Nava y optimizar los recursos económicos y humanos que cuentan las agrupaciones educativas rurales.

La Junta de Andalucía ha aprobado una serie de asignaciones económicas complementarias destinadas a los Colegios Públicos Rurales (CPR) y a las escuelas rurales con imposibilidad geográfica de agrupamiento de la provincia de Huelva en este curso escolar, dirigida a compensar los gastos producidos en cada una de las sedes escolares a causa de los desplazamientos docentes, así como por la aplicación de las medidas de promoción educativa contempladas en el Plan de Actuación para la Escuela Rural en Andalucía.

Los agrupamientos escolares Adersa 6 de Campofrío, Tresfuentes de Alájar Adersa 4 de Cañaveral de León, Adersa 2 de Los Marines, Aderan 3 de San Silvestre de Guzmán, Aderan 1 de Cabezas Rubias, Aderan 2 de El Granado, Adersa 1 de Fuenteheridos y el colegio Miguel Lobo de La Nava son los centros beneficiarios de esta medida específica de educación compensatoria.

Los Colegios Públicos Rurales (CPR) son centros situados en el ámbito rural, por lo que se caracterizan por cierto aislamiento geográfico, tamaño reducido de las instalaciones, escaso número de alumnado, así como distancias entre las localidades agrupadas, lo cual, conlleva la necesidad de realizar desplazamientos continuos para el desarrollo de múltiples actividades docentes.

Están formados por la agrupación funcional de varias escuelas rurales que, aunque situadas en distintas localidades o aldeas, forman una sola entidad, con un consejo escolar, un equipo directivo y un único claustro de profesorado. Su mantenimiento garantiza el pleno acceso a la educación, sin provocar desarraigo de los menores de su medio familiar y social, ofreciéndole una educación de calidad en su propio ambiente.

Todos ellos desarrollan planes de compensación educativa destinados a adoptar medidas para compensar el desfase curricular del alumnado en situación de desventaja socioeducativa, con indicación de una adecuada planificación y organización de los espacios, tiempos y agrupamientos del alumnado de forma flexible y adaptada a sus necesidades.