20
Vie, Jul

SIERRA

La secretaria general de Cortegana exige al alcalde que dé una respuesta contundente a los vecinos con esta situación

El secretario de Política Municipal del PSOE de Huelva, Ezequiel Ruiz, ha pedido al presidente del PP de Huelva, Manuel Andrés González, que intervenga y explique el turbio asunto de supuesto “favoritismo” del edil de Urbanismo de Cortegana, Jesús Alberto Forero, que ha sido expulsado del Colegio de Arquitectos de Huelva por “beneficiarse de su cargo”, como concejal en una obra que se desarrollaba en el municipio.

“Desde el PSOE consideramos muy serio el hecho de que el colegio de Arquitectos de Huelva haya tomado la decisión de expulsar a este colegiado por su presunta mala praxis al beneficiarse de su cargo de concejal en una obra”, algo que, según Ezequiel Ruiz, “no ha debido ser fácil, no habrá sido una decisión tomada a la ligera, sino que ha tenido que ser muy debatida y meditada, porque no es un tema menor expulsar a un miembro de tu organización”. Además, se da la circunstancia de que el edil en cuestión, Jesús Alberto Forero, “es reincidente” pues en la anterior legislatura realizó una obra en su vivienda para la que no había pedido el permiso de obra requerido para la envergadura de la misma. Por tanto, el secretario de Política Municipal ha considerado que este caso debe ser atajado como un problema provincial del Partido Popular de Huelva, para que “depure responsabilidades antes de que se cuestione toda la institución municipal”.

Por su parte, la secretaria general del PSOE de Cortegana, Virginia Muñiz, ha exigido al alcalde del PP, José Enrique Borrallo, que dé una respuesta contundente a los vecinos sobre esta situación. “Se trata de un edil que tiene una liberación parcial por lo que puede ejercer su profesión pero no en el término municipal de Cortegana, pero en el pueblo es sobradamente conocido que sí ha llevado proyectos, aunque no firmados por él, y que al parecer se ha lucrado económicamente”.

Asimismo, Virginia Muñiz ha criticado la gestión del concejal de Urbanismo, ya que además de estos escándalos ni siquiera realiza un buen trabajo en el municipio, solo se preocupa del centro y tiene completamente abandonas las zonas periféricas. En esta línea, ha incidido en que no solo no retira las barreras arquitectónicas sino que en las nuevas obras se crean nuevos obstáculos para personas con problemas de movilidad, como en es el caso del Ayuntamiento que tras la rehabilitación en la que se invirtieron 360.000 euros no se ha retirado el umbral de acceso al edificio, lo que impide el acceso a personas con silla de ruedas.

 

Publicidad
sierraluz