23
Sáb, Jun

SIERRA

El consistorio adquiere un inmueble que impedía la circulación de los vehículos recolectores en la principal vía de la localidad y que será demolido.

Giahsa, en colaboración con el Ayuntamiento de Valdelarco, ha dado un importante paso para impulsar y optimizar el servicio de recogida y transporte de residuos sólidos urbanos (RSU) en el municipio serrano. A partir de un informe de imposibilidad de tránsito rodado en la principal vía de la localidad, emitido por los técnicos de la empresa pública, el consistorio ha podido dar luz a la adquisición de un inmueble sito en la plaza Antonio Domínguez, que impide el tránsito de los vehículos recolectores y cuyo derribo facilitaría las operaciones propias del servicio.

El director ejecutivo de Giahsa, Manuel Domínguez Limón, y el alcalde de Valdelarco, Rafael López Olivera, realizaron una visita al inmueble que será próximamente demolido y confirmaron sobre el terreno el estrechamiento que su ubicación provoca en la vía. Domínguez indicó que los técnicos de la empresa “han respondido con celeridad y eficiencia al requerimiento del Ayuntamiento, como es nuestra obligación. El máximo interés de Giahsa, lógicamente, es ofrecer a los usuarios de Valdelarco el mismo servicio de recogida de RSU, en rapidez, calidad y efectividad, que al resto de municipios de nuestra provincia. En cuanto se consiga el ensanche de la vía con el derribo de la vivienda, nuestros vehículos podrán circular con normalidad”.

Servicio integral y efectivo

Rafael López, por su parte, explicó que “el Ayuntamiento ya dio luz a la adquisición del inmueble sito en el número 1 de la plaza Antonio Domínguez, pero necesitábamos el informe de imposibilidad de tránsito rodado”. El alcalde de Valdelarco mostró su gratitud a Giahsa y dijo sentirse especialmente satisfecho “por poder ofrecer un servicio integral y efectivo a nuestros vecinos, que evitarán desplazamientos innecesarios para depositar sus residuos” e insistió que “la adquisición y posterior derribo del inmueble es la única solución para facilitar el acceso de los camiones de recogida de RSU, pero también de todo tipo de vehículos rodados de gran dimensión, como bomberos, ambulancias o dedicados a otras labores de evacuación”.

Valdelarco, municipio de 250 habitantes ubicado en el ámbito de actuación serrano de la Ribera de Huelva, registró una producción el pasado año de 118.000 kilos de residuos orgánicos, 830 de envases ligeros, 890 de papel y cartón y 2.600 de voluminosos y enseres. Giahsa tiene distribuidos en la localidad serrana 14 contenedores destinados a orgánica y cuatro de selectiva repartidos entre envases y papel, dos por fracción.