20
Jue, Sep

COSTA

La Guardia Civil de Huelva, en coordinación con Inspectores de la Delegación Territorial de Agricultura y Pesca de la Junta de Andalucía, han intervenido más de 130 kilos de coquinas en diferentes zonas de las costas onubenses, donde se encuentran en periodo de veda, y han detectado a 33 mariscadores supuestamente ilegales.

Según informa el Instituto Armado en un comunicado, dichas actuaciones están enmarcadas dentro de los dispositivos conjuntos de control e inspección con el fin de reforzar la lucha contra el marisqueo furtivo de la coquina en el litoral.

Los operativos han tenido lugar durante el mes de junio en las localidades costeras de Lepe, Isla Cristina, Torre de la Higuera (Almonte) y Punta del Moral (Ayamonte), donde se han detectado a estos mariscadores ilegales.

Además de las coquinas, se han intervenido 30 artes de marisqueo a pie (rastros), registrando un total de 79 infracciones, en su mayoría relativas al marisqueo fuera de la época de veda y zonas cerradas por toxinas, incumplimiento del tamaño reglamentario del bivalvo y por carencia de permisos correspondientes.

La coquina procedente de zonas cerradas por motivos sanitarios puede estar infectada por la toxina lipofílica DSP, la cual podría perjudicar gravemente a la salud de las personas, al afectar al aparato digestivo, provocando vómitos y diarreas.

Publicidad
sierraluz