18
Jue, Oct

CONDADO

La localidad de Moguer participa estos días en el 300 aniversario de la fundación por el moguereño Fray Antonio de Olivares de la ciudad de San Antonio de Texas en Estados Unidos.

De este modo, según ha informado el Consistorio moguereño en una nota de prensa, se trata de una efeméride que la populosa ciudad estadounidense celebra con varios actos institucionales a los que asiste una representación de Moguer.

La concejal de Cultura del Ayuntamiento moguereño y diputada provincial, Lourdes Garrido, y el director del Archivo Histórico y la Biblioteca Iberoamericana de Moguer, Diego Ropero, se han desplazado hasta San Antonio como representantes de la localidad.

En Moguer nació el monje franciscano que fundó el 1 de mayo de 1718 la misión de San Antonio de Valero, conocida popularmente como El Álamo, que sería el origen de la hoy gran ciudad de San Antonio, actualmente la séptima más importante de Estados Unidos con una población aproximada de 1,5 millones de habitantes.

Con motivo del 300 aniversario de la fundación de la misión por el franciscano moguereño que partió hacia el Nuevo Mundo desde el convento de La Esperanza, la ciudad de San Antonio celebra estos días la gran efeméride con numerosos actos, entre los que se encuentran los dedicados este jueves 3 de mayo a 'los fundadores'.

Se trata de unos actos en los que participan como invitados de honor tanto Lourdes Garrido como Diego Ropero, quienes harán entrega al alcalde de San Antonio, Ron Nirenberg, de una placa conmemorativa recordando la decisiva aportación del franciscano moguereño a la fundación de San Antonio para que sea colocada en algún espacio emblemático, así como de una colección de libros del Nobel Juan Ramón Jiménez. Esta entrega se producirá durante la bienvenida que les dará Nirenberg al frente del Concejo de la ciudad.

Antes de asistir a la solemne gala del tricentenario, los representantes del Ayuntamiento de Moguer y la Diputación Provincial tendrán un encuentro en el colegio Great Hearts MonteVista con los miembros de su Club de Español, a los que leerán varios capítulos de 'Platero y yo', y una breve biografía de Fray Antonio de Olivares. Han destacado que este prestigioso centro educativo mantiene un intercambio de lecto-escritura con el colegio Zenobia de Moguer.

Ya el viernes 4, Lourdes Garrido y Diego Ropero, acompañados por el profesor de historia de la Universidad de Austin (Texas) Andrés Tijerina, mantendrán una reunión con miembros del Ayuntamiento de San Antonio y del Wite Museum para concretar posibles colaboraciones futuras en el ámbito docente y cultural ante la ciudad texana y Moguer.

Como colofón a su estancia en tierras texanas, los representantes de la ciudad que fue cuna del fundador franciscano, visitarán la misión de San Antonio Valero-El Álamo, germen de la gran urbe que celebra con orgullo sus 300 años de historia con la presencia institucional del Ayuntamiento de Moguer.

FRAY ANTONIO DE OLIVARES
Fray Antonio de Olivares nació en Moguer en la década de 1630 en el seno de la familia Olivares, una de las más pudientes y consideradas, 'los Olivares', que además se unieron mediante distintos matrimonios con los Gupil de Herrera, quienes aportaron prestigio y riquezas al clan, así como un alto reconocimiento en todas las esferas de la sociedad, siendo el tráfico comercial con distintas plazas de la Península, Francia, Holanda y, especialmente, las Indias el sostén económico que engrosó un patrimonio más que respetable.

La estrecha relación que los Olivares mantuvieron con los frailes franciscanos del convento de La Esperanza de Moguer tuvo que influir en la decisión de fray Antonio a la hora de ingresar en la orden, como hicieran algunas féminas de su familia en el monasterio de Santa Clara.
La demanda de religiosos misioneros desde México, alentaría a fray Antonio a enrolarse en la expedición de fray Nicolás de Angulo que partió del puerto de Sevilla en 1665 con destino a Nueva Galicia, una de las provincias de Nueva España.

Los primeros años los empleó fray Antonio de Olivares en tareas de evangelización entre Querétaro y Zacatecas, llegando a ser considerado uno de los misioneros más experimentados del momento, y a partir de 1675, iniciaron su labor al norte del río Grande, donde fundaría numerosas misiones dado su gran conocimiento del territorio y de los pueblos que lo habitaban.

El padre Olivares llegó al río San Antonio el 1 de mayo de 1718, y este mismo día fundó junto al arroyo de San Pedro la misión que dio origen a la actual San Antonio, donde permaneció el 8 de septiembre de 1720; falleciendo el 7 de junio de 1722 en el Colegio de Santa Cruz de Querétaro.

Fray Antonio de Olivares fundó la Misión de San Antonio de Valero (El Álamo), el presidio de San Antonio de Béjar y la acequia Madre de Valero, que conformaron el núcleo fundacional de la actual ciudad de San Antonio, bajo el gobierno del virrey don Baltasar de Zúñiga y Guzmán, marqués de Valero. Posteriormente fue poblado por un grupo de una veintena de familias procedentes de las Islas Canarias, obligadas por la Corona Española a la emigración mediante el "tributo o impuesto de sangre", para el fortalecimiento de los territorios americanos recientemente integrados en la Corona.

San Antonio de Béjar o Bexar fue la capital de la Texas española y luego, por lo menos hasta 1835, de la Texas mexicana. En la historia de la ciudad destaca sobremanera el episodio de la batalla de El Álamo llevado al cine con gran éxito en 1960, en una película protagonizada por John Wayne y Richard Widmark.

La batalla del Álamo tuvo lugar del 23 de febrero al 6 de marzo de 1836. En ella, los defensores texanos que se habían sublevado contra el gobierno mexicano que ocupó los territorios tras la pérdida de las colonias españolas, fueron derrotados tras plantar una dura lucha pese a ser muy inferiores en número a sus rivales, en un acto épico que acabó con la muerte de todos los defensores del fuerte. En 1845, los Estados Unidos se anexionaron finalmente Texas que quedó incluida en la Unión como un estado más.

CONFERENCIAS CONMEMORATIVAS
Con motivo de este aniversario el Archivo Histórico de Moguer ha organizado un completo programa de conferencias para profundizar en la figura de Fray Antonio de Olivares, su época y la importancia del convento de San Francisco de Moguer.

De este modo, el martes 8 tendrá lugar la conferencia 'El convento de San Francisco de Moguer en tiempos de fray Antonio de Olivares', por Diego Ropero-Regidor; mientras que el miércoles 9 será el turno del director del Archivo de la Diputación de Huelva, Félix Sancha Soria, con 'El vínculo fundado en la ciudad de Moguer por don Pedro Gupil de Herrera'.

Además, el día 15 se imparte la conferencia 'Cómo era Moguer en el siglo XVII', por Federico Ortega Flores, doctorando de la Universidad de Sevilla. El jueves 24 Diego Ropero-Regidor da otra conferencia titulada
'Patria y familia. Fray Antonio de Olivares, fundador de San Antonio de Texas' y ya el día 31 se abordará 'El esplendor del Barroco en Moguer: el retablo mayor de la iglesia conventual de San Francisco', por Juan Miguel González Gómez, catedrático de Historia del Arte de la Universidad de Sevilla.

Todas las conferencias serán impartidas a las 20,00 horas en el mismo Archivo Municipal ubicado en el antiguo convento de San Francisco de Moguer.

Publicidad
sierraluz