26
Sáb, May

CAMPIÑA

Los internos vuelven a sustituir las ofrendas florales por la donación de alimentos

Como vienen haciendo desde hace 19 años consecutivos, los internos de la Prisión Provincial de Huelva han vuelto esta mañana a realizar su ya tradicional peregrinación a la aldea almonteña para encontrarse con la Virgen del Rocío. La primera parada, como es de costumbre San Juan del Puerto.

Con motivo del 550 Aniversario que viene celebrando el municipio, la alcaldesa Rocío Cárdenas y los concejales Pepe Barrado y Miguel Beltrán, y miembros de la Junta de Gobierno de la Hermandad rociera y su Hermana Mayor han acompañado esta mañana a los internos a su paso por San Juan del Puerto. En la comitiva, el subdirector del centro Enrique Domínguez y el educador Pablo Sánchez. Tras recorrer la calle Pozonuevo y c/ San Juan donde han desayunado en el Bar ‘El Chaparral’, el grupo se trasladó hasta la Iglesia Parroquial donde Manuel Correa cantó la salve y posterior tradicional foto de familia en las escalinatas.

Una actividad que se desarrolla durante dos días de camino y que, como ya sucediera en años anteriores, tiene un marcado carácter solidario. Y es que los participantes sustituirán las ofrendas florales que hacen a lo largo del camino por alimentos que se destinarán a los más necesitados. Una peregrinación que, como informaron sus responsables, cumplirá con su objetivo de contribuir a la reinserción social de los internos de la Prisión Provincial de Huelva, una cuestión que nunca debe olvidarse de esta peregrinación religiosa. No en vano, son muchos los momentos de convivencia que se producen durante estas dos jornadas.

En cuanto a la estructura de la peregrinación en sí, la programación es muy similar a la de ediciones anteriores. El inicio de la marcha ha tenido lugar esta mañana, realizando las paradas habituales en San Juan del Puerto, Moguer, el Coto de Montemayor o El Milanillo, haciendo noche en la casa de la Hermandad de Palos de la Frontera. La llegada al Rocío se producirá mañana, donde se encontrarán con la Blanca Paloma en su Ermita, celebrándose por la tarde una misa de despedida de la peregrinación, misa que será cantada por el Coro de la Hermandad Matriz del Rocío de Almonte.