14
Mar, Ago

ANDEVALO

Los consejeros de Economía y Conocimiento, Antonio Ramírez de Arellano, y Agricultura, Pesca y Desarrollo Rural, Rodrigo Sánchez Haro, han participado en el encuentro-debate ‘Comarca de El Andévalo’, en la que han destacado que el Gobierno andaluz trabajará con administraciones y agentes económicos y sociales de la zona para impulsar proyectos e iniciativas que faciliten el desarrollo rural sostenible en la comarca.

Ramírez de Arellano ha explicado que esta mesa redonda, organizada por la Fundación Savia, en colaboración con la mancomunidad Beturia, es el punto de partida para desarrollar en esta comarca una iniciativa para revitalizar el mundo rural que ya se ha puesto en marcha en otras dos zonas de Andalucía. En concreto, el proyecto se desarrolla desde enero de 2017 en el Valle de los Pedroches (Córdoba), desde enero de este año en la Sierra de Aroche y desde abril en la Alpujarra (Granada).

Se trata, ha añadido el consejero, de “escuchar a los agentes económicos y sociales del entorno, para aprender cuáles son sus problemas y que la toma de decisiones del Gobierno parta de las necesidades concretas a nivel local”. En este sentido, ha manifestado su deseo de que la reunión permita “salir mejor equipados para tomar medidas cada uno desde nuestro ámbito de actuación”.

El titular de Economía ha precisado que el Gobierno andaluz “es muy consciente de la relevancia que tienen las problemáticas económicas y sociales del mundo rural, desde una perspectiva que abarca a las personas, el desarrollo económico, la sostenibilidad o el medio ambiente”.

En este sentido, ha insistido en la importancia de las zonas rurales para la economía andaluza, “con recursos naturales y oportunidades de emprendimiento que son fuente de riqueza y empleo”, por lo que es fundamental impulsar en ellos “un sistema económico sostenible y de futuro a través de fórmulas de emprendimiento, talento, creatividad e innovación”.

Nuevos regadíos en el Andévalo

El consejero de Agricultura, Pesca y Desarrollo Rural, Rodrigo Sánchez Haro, por su parte, ha resaltado la oportunidad de los nuevos regadíos que verán la luz en el Andévalo onubense para incidir en la generación de riqueza y empleo en la comarca y afianzar, con ello, a Huelva como una de las principales potencias exportadoras de productos agroalimentarios de Andalucía. No en vano, la provincia cerró el ejercicio 2017 con unas ventas al exterior de alimentos y bebidas por valor de más de 1.300 millones de euros en 2017, una cifra récord que superó en un 7% los números del curso anterior.

Sánchez Haro ha marcado con mayúsculas el reto de combatir la despoblación, algo a lo que, según sus palabras, contribuirán, “de un modo decisivo”, los 18,2 millones de euros, “ya con una propuesta de resolución definitiva”, con los que la Consejería de Agricultura, Pesca y Desarrollo Rural va a respaldar los proyectos de las comunidades de regantes del Andévalo Fronterizo (12,3 millones de euros) y del Andévalo Minero (5,9 millones de euros). Con una inversión público-privada global de 38,6 millones de euros (28 y 10,6 millones de euros, respectivamente), las obras, declaradas de interés general de la comunidad autónoma en 2003 y del Estado en 2009, permitirán transformar en regadío una superficie de 7.300 hectáreas hasta ahora improductivas (5.990 y 1.710), con la creación de 500 empleos directos e indirectos en la fase de construcción.

No es, según ha continuado el consejero, el único apoyo a los 16 municipios y las 41.400 personas que viven en el ámbito del Grupo de Desarrollo Rural (GDR) del Andévalo occidental, afectados en su día por la crisis del sector minero. De hecho, la comarca ha recibido, dentro del actual marco comunitario 2014-2020, más de 12,3 millones de euros a través de líneas como las dirigidas al relevo generacional, que, con 4,1 millones de euros, ha favorecido la incorporación de 66 jóvenes a la actividad agraria; o los incentivos a la modernización de industrias, que se han traducido en la zona en un montante de 3,6 millones de euros para las pequeñas y medianas empresas (pymes) agroalimentarias Floropan y Ovipor (981.654 euros) y la gran empresa Cítricos del Andévalo (2,6 millones de euros).

Sánchez Haro ha ratificado, de igual modo, el compromiso del Gobierno andaluz con un agrosistema “fundamental” como el de la dehesa, que se extiende por más de 233.000 hectáreas de 38 municipios de la geografía onubense (1,2 millones de hectáreas en la toda la región). Queda patente, ha argumentado, con la aprobación de una ley específica y la puesta en marcha de un plan director con 17 líneas estratégicas dotado con un presupuesto de 86 millones de euros sólo para los primeros años de ejecución (hasta 2021) y que se complementa con los 119 millones de euros que llegan anualmente a través de las ayudas de la PAC a los pastos y asociadas a la ganadería.

Publicidad
sierraluz