14
Mar, Ago

ANDEVALO

La Guardia Civil de Huelva ha auxiliado a un varón enfermo de diabetes de tipo 1, por lo que tiene que inyectarse insulina al menos cuatro veces diarias, que se encontraba inconsciente en el interior de un vehículo en una calle de la localidad de Cabezas Rubias a causa de una bajada de azúcar.

En un comunicado, la Guardia Civil ha informado de que fue la madre de este hombre la que les alertó de su situación mientras prestaban servicios de seguridad ciudadana en la localidad, momento en el que el varón comenzó a sufrir convulsiones y a tragarse la lengua con el consiguiente riesgo de asfixia.

Inmediatamente los agentes sacaron a esta persona del vehículo colocándolo en el suelo en posición de decúbito lateral (posición de seguridad) y mientras uno de ellos procedía a abrirle la boca el otro fue hacia el vehículo oficial donde porta una serie de cánulas Guedel de diferentes tamaños para este tipo de urgencias introduciendo una de ellas en la boca de la persona inconsciente hasta la garganta, consiguiendo así evitar el atragantamiento con la lengua.

Según les comentó la madre, su hijo padece una diabetes de tipo 1 teniendo que inyectarse insulina al menos cuatro veces diarias, motivo por el cual esta mujer procedió a efectuarle la prueba del azúcar, dando un nivel muy bajo por lo que no se le inyectó la insulina ya que ésta le bajaría aún mas los niveles, y le podía haber provocado un daño irreversible.

Este hecho fue confirmado más tarde tras la llegada de los servicios médicos, los cuales manifestaron que la posible inyección de insulina probablemente le hubiera causado el fallecimiento.

Durante todo el tiempo los agentes permanecieron al lado de esta persona cuidando de que la vía de aire estuviera correctamente colocada, proporcionándole pequeñas cantidades de azúcar debajo de la lengua y enfriando su cuerpo con paños húmedos y fríos, consiguiendo así que se fuera recuperando hasta la llegada de los servicios médicos de Urgencias, los cuales consiguieron estabilizarlo y trasladarlo en ambulancia hasta el Hospital Juan Ramón Jiménez de Huelva para su completa recuperación.

Las cánulas de Guedel utilizadas fueron adquiridas por los agentes por propia iniciativa a través de una enfermera vecina de la localidad de Santa Bárbara, recibiendo la formación necesaria para la colocación de las mismas durante una jornada con Protección Civil, mientras realizaban las jornadas de Técnicas de Intervención Operativa en la localidad de Valverde del Camino.

La rápida intervención de los dos guardias civiles y la aplicación de los primeros auxilios han permitido salvar la vida del varón que de haber estado en el vehículo inconsciente y con las elevadas temperaturas de ese día podría haber fallecido.

Publicidad
sierraluz