18
Mar, Jun

PESCA

La Asociación de Armadores de Punta del Moral, en Ayamonte, ha convocado para este jueves una manifestación para mostrar el rechazo del sector a la política europea en materia de descartes.

La movilización, a la que está previsto que se sumen los puertos onubenses de Isla Cristina, Lepe, Punta Umbría e incluso los gaditanos del Puerto de Santa María y Sanlúcar de Barrameda, comenzará a las 12,30 horas este jueves, partiendo desde la Plaza del Punto hasta la Plaza de la Constitución en Huelva capital.

Por su parte, la Federación Andaluza de Asociaciones Pesqueras (Faape) estará representada por su presidente, Pedro Maza; y la Confederación Española de Pesca (Cepesca) también apoyará a los manifestantes, con la presencia de Javier Garat, secretario general de esta organización y presidente de la patronal europea Europêche.

Así lo puso de manifiesto el presidente de la Asociación de Armadores de Punta del Moral, Alonso Abreu, que indicó que la convocatoria ha partido desde esta organización y se instó al resto a sumarse a ella.

Abreu explicó que la marcha se produce porque el sector rechaza el reglamento europeo 1380/2013 (artículo 15), --el cual entra en vigor el próximo mes de enero--, por el cual las embarcaciones tienen que llevar a puerto todo lo capturado, de manera que no se permite la práctica de descarte de aquel pescado que no cumple la talla o que no tenga valor comercial.

Por ello, según continuó, todo lo capturado contará como cuota, lo que hará que ésta se agote antes y "dejará al sector más tiempo sin poder faenar", así como "perderá valor comercial" la mercancía. En este punto, aseguró que la normativa establece que el recurso sin talla o valor comercial no se puede destinar a consumo humano, por lo que podrían darle salida para otro tipo de industrias como, por ejemplo, la cosmética, pero Abreu dejó claro que esto no ofrece rentabilidad alguna.

La medida europea, --la cual persigue la sostenibilidad de los caladeros--, se aprobó hace cinco años pero el sector esperaba que se aplicara a grandes empresas pesqueras, donde los descartes se dan en cantidades ingentes, de manera que se dejara fuera a las pequeñas empresas del Golfo de Cádiz, donde los niveles de descartes son "mínimos".

Del mismo modo, recordó que esta cuestión ya se abordó con el Ministerio del ramo, aunque señaló que el acuerdo es a nivel europeo y "es complicado". No obstante, adelantó que esta será la primera de las acciones de protesta para defender al sector y conseguir que "se excluya" al Golfo de Cádiz de esta medida.