18
Mar, Jun

PESCA

Los coquineros que marisquean a pie para recoger este bivalvo en el litoral de Huelva han denunciado que si los barcos de draga que extraen chirla se acercan más a la costa, como este sector desea y ha solicitado, se quedarán "sin género que mariscar". Para ello han enviado un escrito a la Delegación de Agricultura y Pesca de la Junta donde las asociaciones del sector en Huelva han dejado constancia de sus peticiones.

En declaraciones a Europa Press, el presidente de la Asociación de Mariscadores de Nueva Umbría, Emilio Jaldón, ha manifestado que confía en que se les deniegue el permiso porque cuando en el pasado lo tenían "se llevaban" mucho género, como "pescado, langostinos y coquinas", entre otros, porque se trata de un método de extracción "que trabaja a presión" en el "fondo marino" y "todo lo que coge, lo mata", ha aseverado.

De esta forma, el representante de los coquineros ha explicado que en la zona que por ahora no pueden faenar los mariscadores con draga, es de uso para "embarcaciones de rastro remolcado y mariscadores a pie" y si se compartiera con las dragas supondría que llegarían a recoger en un día en torno a un kilo de género o menos, porque de esa forma "no hay coquinas".

Asimismo, Jaldón se ha referido también a la petición solicitada por su asociación y otras de la provincia a la Delegación de Agricultura y Pesca de la Junta para tener permiso para mariscar en el parque de Doñana, como hacen los mariscadores de los pueblos del contorno del parque, tal y como ha adelantado Huelva Información.

A este respecto, el presidente de la asociación 'Nueva Umbría' ha detallado que había otorgadas "170 licencias para mariscar en el interior del parque", de las cuales, por varios motivos, "se han dado de baja 67", las mismas que Jaldón considera que "debe dárseles a los mariscadores onubenses, sean o no de pueblos del entorno", ya que todos "pagamos los mismos impuestos y se trata de una zona de Huelva".

Igualmente, Emilio Jaldón ha explicado que "debe reducirse la tara a 15 kilos diarios en vez de estar en 25" ya que los mariscadores del parque "llegan a coger entre los 20 y 25 kilos porque hay mucho género", lo que provoca la "devaluación de los precios en el mercado", mientras que "nosotros un día bueno llegamos a los 12 o 13 kilos" como máximo. Así, ha explicado que la recogida de 15 kilos supone unos ingresos de "unos 180 euros" aproximadamente, por lo que para el coquinero "se trata de un límite adecuado".

Jaldón también ha argumentado que cuando el caladero de Doñana cierra los mariscadores de esa zona pueden realizar su trabajo en el resto de la provincia, produciéndose a su juicio "un agravio comparativo con el resto de mariscadores que pagan sus impuestos y su licencia", hechos que trasladaron en una anterior reunión al delegado de Agricultura y Pesca, Álvaro Burgos, para encontrar una solución, junto con el deseo de reducir la parada biológica a un mes en vez de dos, como se encuentra actualmente.

El sector se encuentra a la espera de recibir noticias de la Delegación acerca de las diversas cuestiones que les ha planteado a la Administración.