18
Mar, Jun

PESCA

Investigadores de la Universidad de Huelva (UHU) participan en el proyecto europeo Conserving Atlantic Biodiversity by Supporting Innovative Small Scale Fisheries co-Management (CABFishMAN), cuyo objetivo es respaldar la cooperación entre los agentes implicados en las pesquerías de pequeña escala (SSF) para reforzar la protección de los recursos marinos avanzando hacia su gestión ecosistémica, establecer una valoración monetaria de los servicios ecosistémicos y ampliar el conocimiento de su actividad espacial en el Atlántico y sus impactos en la biodiversidad.

En el proyecto participan 28 entidades de cinco países europeos (España, Portugal, Francia, Reino Unido, Irlanda). El partenariado está compuesto por 13 socios y 15 entidades asociadas. En concreto, el grupo de investigación de la Onubense, liderado por Juan José García del Hoyo, participa en todos los bloques temáticos del proyecto, liderando, además, el estudio --desde un punto de vista económico y a través de técnicas de valoración de no mercado-- del patrimonio pesquero en la zona de influencia del proyecto y sus posibilidades de salvaguarda, protección y actualización y vinculación con otras actividades económicas.

Según ha informado la UHU en una nota, CABFishMAN está dotado con cerca de 2,5 millones de euros. En el grupo de la UHU, además del profesor García del Hoyo, participan otros investigadores del Departamento de Economía, como David Castilla Espino, Ramón Jiménez Toribio, Félix García Ordaz, Encarnación Cordón Lagares y, además, la profesora Celeste Jiménez de Madariaga, del Departamento de Historia, Geografía y Antropología, experta en patrimonio inmaterial.

Además de la Onubense, participan en España el Centro Tecnológico del Sector Pesquero Garum, la Asociación para el Desarrollo Pesquero de la Costa Occidental de Huelva Costaluz, la Lonja de Isla, el Centro Tecnológico del Sector Pesquero Garum, la Federación Andaluza de Cofradías de Pescadores, el Centro Tecnológico del Mar, Instituto Español de Oceanografía y la Consejería de Desarrollo Rural y Recursos Naturales del Principado de Asturias.

Asimismo, participan la Universidad de Oviedo (Instituto de Recursos Naturales y Ordenación del Territorio Indurot); el Gobierno Vasco; el Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente; Itsas Garapen Elkartea FLAC, la Fundación Oceana y la Federación de Cofradías de Pescadores del Principado de Asturias, además de coordinar la Fundación AZTI, líder del proyecto que es el Centro Tecnológico experto en investigación marina y alimentaria.

El profesor García del Hoyo, experto en patrimonio pesquero, publicó recientemente un estudio relacionado con el patrimonio pesquero de Isla Cristina como factor de desarrollo socioeconómico. En el trabajo de investigación publicado en la revista Ocean and Coastal Management, el economista de la UHU establecía una serie de propuestas para proteger el patrimonio pesquero, como la identificación de inmuebles --como las fábricas de conservas y salazones que en los años 60 alcanzaban los 80 inmuebles, reduciéndose a solo 6 una década más tarde--, instalaciones portuarias, la lonja, los astilleros y varaderos.

Incluso, el estudio va dirigido a ampliar la figura de protección del patrimonio mueble como los propios barcos, entre los que se encuentran los tradicionales de madera, casi desaparecidos (jábegas, faluchos), o útiles de pesca como redes, nasas y alcatruces, entre otros.

El trabajo identifica también actividades turísticas que ya se desarrollan con éxito en la zona: visitas a lonjas con degustaciones, rutas teatralizadas por calles, muelles, varaderos o salinas, y visitas a fábricas de salazones y conservas en Isla Cristina, Punta Umbría o Ayamonte.