26
Lun, Ago

AGRICULTURA

La Asociación de Comunidades de Regantes de Andalucía (Feragua) se ha sumado al manifiesto de la Plataforma en defensa del desdoble del túnel de San Silvestre en la demarcación del Tinto-Odiel-Piedras a la par que ha tildado de "exasperante lentitud" los trámites concesionales que gestiona la administración hidráulica andaluza.

Feragua, que aglutina el 47 por ciento de la superficie de regadío onubense actual --38.328 hectáreas en total--, se une así a la petición realizada por doce comunidades de regantes a la que también se han adherido el conjunto de usuarios de abastecimiento e industria y otras entidades de la sociedad civil onubense y de cuyo contenido ya fueron informados los representantes políticos del Parlamento Andaluz en noviembre, según ha informado la organización en un comunicado.

A juicio de Feragua, resulta "insólito" que Huelva, que habitualmente carece de problemas de garantía hídrica, "tenga problemas de suministro de agua por falta de capacidad de transporte, y no de recursos hídricos como sí sucede en el resto de Andalucía".

También se suma una concesión para el regadío con unas "dotaciones insuficientes para garantizar unas cosechas óptimas y la exasperante lentitud en el otorgamiento de concesiones de nuevos regadíos" que, a su juicio, "genera inseguridad jurídica, parálisis en inversiones y consiguientes consecuencias en la creación de empleo; algo que, de manera sorpresiva, tiene lugar en la única cuenca andaluza con superávit de recursos hídricos, que permite garantizar un cierto incremento de regadío y que, además, está previsto en la planificación vigente".

Igualmente, Feragua ha criticado que, tras la "enconada lucha" por conseguir la Ley del Trasvase al Condado, "ahora no se dote" en los presupuestos públicos de recursos económicos para construir el desdoble del túnel. Así, el presidente de Feragua, José Manuel Cepeda, ha explicado que "sólo hace falta una inversión de unos 60 millones de euros, similar a los que se invierten en España de media en tres kilómetros de AVE o en diez kilómetros de autovía y se evitaría el colapso del suministro de agua en toda la provincia de Huelva".

Para Cepeda, es "de cajón" que los políticos andaluces y nacionales decidan de "forma urgente dotar los presupuestos públicos con recursos económicos suficientes para esta obra necesaria para evitar una catástrofe social y económica de primerísima magnitud en toda la provincia".

En este sentido, Feragua considera "fundamental" la ejecución de esta infraestructura para posibilitar la transferencia de recursos hídricos al Condado y aliviar el cuello de botella existente en el sistema Andévalo-Chanza-Piedras-Los Machos, que afecta no sólo a los regadíos sino a otras actividades económicas estratégicas como el turismo y la industria química.

Así, con esta plataforma se pretende "convencer a los agentes de los que dependen los demás usos --urbanos, industriales y turismo--" para que se sumen a la propuesta, que tiene como objetivo que se ejecute una "medida básica para posibilitar la transferencia de los recursos hídricos".

En la actualidad, Feragua asocia a 300.000 hectáreas de regadío en toda Andalucía, y aglutina en Huelva a nueve comunidades de regantes (Palos de la Frontera, El Fresno, Piedras-Guadiana, Valdemaría y cinco subsectores del Plan Almonte-Marisma) y a tres regantes particulares en la provincia onubense que totalizan un total 17.976 hectáreas, y tiene por objetivos seguir creciendo con nuevos asociados en la provincia, teniendo previsto llegar a las 30.000 hectáreas antes de 2020.

La asociación aglutina tanto a regantes de aguas superficiales como subterráneas y lleva desde 1994 defendiendo los intereses de los regantes de Andalucía ante la administración agraria e hidráulica de Andalucía y España.

Feragua está inmersa en varios proyectos de innovación como los de la estrategia europea H2020 (Moses y Diana) enfocados al uso de la teledetección para la mejora del regadío, el de Interreg Atlantic Area (Redawn) enfocado al aprovechamiento de la energía mini-hidráulica en redes de agua y varios proyectos de innovación de grupos operativos de interés autonómico (Reutivar e Invarega) y nacional (Optagua), relacionados como la mejora del uso de las aguas regeneradas para el regadío, o con las técnicas de control de especies invasoras en los sistemas de riego, todos ellos con el objetivo principal de mejorar la eficiencia y sostenibilidad del regadío andaluz.