24
Mié, Ene

CONDADO

El alcalde de Moguer, Gustavo Cuéllar (PSOE), ha lamentado este miércoles el "uso demagógico" que, a su juicio, realiza el PP de la situación generada tras la suspensión del cotillón de fin de año, una vez iniciado, por motivos de seguridad, al tiempo que le ha recordado que "desde el primer momento" el Consistorio "ha dado la cara y explicaciones" al respecto.

En un video difundido a través de las redes sociales, recogido por Europa Press, el alcalde ha pedido de nuevo disculpas a los jóvenes asistentes a esta fiesta por las molestias y ha dejado claro que el Consistorio está trabajando para intentar buscar una solución de cara a las compensaciones por parte de la empresa organizadora del evento.

Por su parte, ha reiterado que el afán del Consistorio era dar una alternativa de ocio a los jóvenes de la localidad, por lo que ha lamentado que, finalmente, la fiesta no pudiera desarrollarse con normalidad y pasadas las dos de la mañana tuviera que ser suspendida.

Tras remarcar que la fiesta fue suspendida por "motivos de seguridad" dado que "había descontrol en el acceso" a la carpa, ha indicado que "el error" del ente local fue "confiar en una empresa", la cual "ya había organizado con éxito" otra celebración en la localidad, pero que "no estuvo a la altura" en este cotillón.

Ha indicado que la fiesta "cumplía en primera instancia con todos los parámetros de seguridad y se verificó 'in situ' para un aforo de mil personas" y todo, con "una venta de entradas que hasta ese momento estaba en unas 850", por lo que "se daban los parámetros para que se pudiera celebrar".

Asimismo, ha incidido en que "se abrió desde el primer momento" una Oficina de Atención al Ciudadano, que está a disposición de los jóvenes que quieran informarse de cara a las reclamaciones que estimen contra la empresa organizadora de la fiesta, así como ha remarcado que el Ayuntamiento ya ha mantenido dos reuniones con la misma para abordar lo acontecido. Además, ha apuntado que los servicios jurídicos del Consistorio trabajan para ver "qué solución se le puede dar" a los jóvenes.

De este modo, con el objeto de mantener una información "fluida" con la ciudadanía, el primer edil ha indicado que el Ayuntamiento de Moguer está recabando información detallada sobre el alcance de personas afectadas y quiere unificar un criterio de acción de cara a agilizar las reclamaciones.

Por tanto, ha remarcado que el Ayuntamiento mantiene el diálogo con la empresa organizadora del evento con la finalidad de establecer las fórmulas procedentes de compensación.

En concreto, Cuéllar ha apuntado que tienen unas 800 entradas detectadas, por lo que considera que no hubo más venta de la permitida, pero se comprobó ese día "falta de control" en los accesos y se decidió suspender la fiesta por "motivos de seguridad e integridad física". Así las cosas, ha enfatizado que el Consistorio es "serio y cercano" y ha pedido que "se deje la demagogia" a un lado.