17
Vie, Nov


                           

CONDADO

Aníbal Domínguez, hermano y tío de los fallecidos en el doble crimen de Almonte,  va a presentar en los próximos días una querella criminal contra allegados y "personas con nombre y apellidos" del entorno de F.J.M., único acusado de los hecho, por "vejaciones e injurias graves" contra él y su familia en redes sociales.

En rueda de prensa, Aníbal Domínguez ha precisado que son "unas injurias tremendas las que vierten personas del entorno de F.J.M.," contra su persona y familiares, "incluso dejando caer que no se me ha hecho las pruebas de ADN", cuando, según ha remarcado, ellos --él y sus padres-- fueron "los primeros que se ofrecieron a ello".

"Ellos tienen una estrategia orquestada para tratar de matar al mensajero", ya que considera que su presencia en los medios de comunicación reclamando justicia "no les gusta y les molesta cuando las verdaderas víctimas somos nosotros y estamos sufriendo ataques constantes y vejatorios por el entorno del acusado", ha remarcado Domínguez, quien ha asegurado que le parece "el mundo al revés".

Durante la rueda de prensa, junto a la representación legal de las acusaciones particulares que, en nombre de las familias de las víctimas ejerce el abogado Luis Romero, han analizado el recurso de apelación que han elevado al Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA), el cual persigue la repetición del juicio con un nuevo jurado popular y magistrado-presidente o que se revoque la sentencia absolutoria y se condene a F.J.M. por los delitos de asesinato de los que venía siendo acusado.

Por su parte, el letrado ha asegurado que es "una satisfacción" que la Fiscalía también haya presentado un recurso con los mismos fines, ya que, a su juicio, "se han vulnerado las garantías procesales y nos ha producido indefensión".

En este sentido, ha precisado que "el veredicto es ilógico, ya que el jurado no ha tenido en cuenta pruebas principales e irrefutables como el informe de Toxicología sobre la presencia de ADN del acusado en tres toallas ubicadas en la casa donde aparecieron los cadáveres".

Por ello, se ha mostrado confiado en que el recurso reciba "una respuesta positiva del TSJA que ya mantuvo en la cárcel en repetidas ocasiones a F.J.M., al considerar que había suficientes indicios en su contra".

A su vez, ha hecho hincapié en que "hay bastantes posibilidades" de que prospere el recurso, ya que "en el veredicto hay bastantes irregularidades y arbitrariedades, ya que solo tienen en cuenta a seis o siete testigos y el jurado incurre en errores porque hubo testigos que ubicaron al acusado" fuera del establecimiento en el que trabajaba.

Para Romero, "el jurado ha cometido errores porque deja de lado todas las pruebas de cargo como que el presunto autor era una persona conocida y que el móvil era el pasional", a lo que ha añadido que "no se trata de un afán de vengaza sino de que se haga justicia y que el TSJA anule el veredicto y ordene repetir el juicio".

ENTRE TRES Y SEIS MESES

Preguntado por el plazo de respuesta por parte del alto tribunal andaluz, ha señalado que espera que oscile "entre tres y seis meses", así como que "sea favorable" como ha ocurrido en varios casos a nivel nacional.

Por su parte, el hermano y tío de las víctimas, ha precisado que el fin es que "la justicia castigue con todo su peso al autor de los hechos porque queremos seguir creyendo en ella y porque nos negamos a que estos asesinatos queden impunes".

En cuanto al veredicto del jurado, Domínguez asegura que "no se sostiene que haya basado su convicción más potente en las declaraciones de R.G., exnovia del acusado, y que su familia considera como una hija más, y de otra empleada que nunca antes había declarado que lo situaba a las 21,40 en el supermercado", tomando "por loca a Marianela", pareja y madre de los fallecidos, a la par que ha lamentado que el jurado popular "tuviera demasiada prisa por quitarse los muertos de encima".