26
Sáb, May

CARA A CARA

La presidenta del Fundación Cajasol Sporting, Manuela Romero, analiza la temporada de fútbol femenino que ha concluido este fin de semana en la que el club onubense ha finalizado en novena posición.

¿Con qué sensaciones acaba el equipo la temporada?

Estamos muy contentos porque en los últimos partidos hemos ganado 16 puntos de 18 posibles y acabamos la temporada en novena posición empatadas apunto con las séptimas y octavas. Ha sido una temporada irregular con un final magnífico y una clasificación extraordinaria en la que se ha cumplido el objetivo.

¿Cada año cuesta más mantener la categoría?

Cada año es más complicado. La entrada de la televisión y la apuesta de clubes de futbol por el fútbol femenino han hecho que todo se endurezca. Ha sido una liga muy bonita que ha decidido el campeón de liga en la última jornada y en la que cualquiera puede ganar.

¿Qué hay que mejorar de cara a la próxima temporada?

Este año nos han afectado mucho las lesiones. Fichamos una delantera en agosto y se partió el cruzado; fichamos otra y tuvo lesiones de tobillo. Contra eso no se pude luchar. Lo que sí está entre nuestros objetivos es mejorar las instalaciones y tener un lugar fijo donde entrenar y jugar. No es fácil porque Huelva tiene las instalaciones que tiene y es complicado, pero es algo que lastra al club. Queremos disponer de un lugar fijo donde entrenar toda la semana. Es una estabilidad lo que necesita el club. En la misma semana entrenamos y jugamos en tres campos distintos y estamos en desventaja. Somos el único club de Primera División que sufre esta situación.

¿Hay solución a la vista?

Es lo que nos gustaría pero sabemos que es difícil y hay que ser realistas. No sabemos dónde está ese sitio ideal por lo que habrá que trabajar en ese tema.

¿Qué papel está jugando la afición?

Cada día viene más gente a vernos. Estamos muy contentos con el apoyo de la afición. Muchos son fieles de muchos años atrás y esta temporada se está enganchando mucha gente a través de la televisión y estamos contentos porque sabemos que están ahí y que responden. No tenemos ninguna queja de ellos, todo lo contario, porque nos apoyan contra los clubes grandes y contra los de menos nombre.

¿Hay apoyo institucional suficiente?

Es algo que también ha mejorado estos años y contamos con el apoyo de las instituciones. Hemos firmado convenios recientemente y no podemos tener quejas. Sí necesitamos empresas que nos apoyen, aunque tenemos varias, ya que sin patrocinadores es complicado estar en una liga tan competitiva.

¿Queda aún mucho para que el fútbol femenino se asimile al masculino?

Sí, eso va a ser complicado. Las cantidades del futbol masculino son ostentosas, no aspiramos a eso sino a algo digno que recompense el trabajo de las jugadoras y el cuerpo técnico. Estamos en el camino y la entrada de la televisión y el apoyo de los medios es fundamental.

¿Goza de buena salud la cantera de fútbol femenino onubense?

Tenemos siete equipos de cantera y también hay muchos equipos en la provincia que están apostando por el fútbol femenino.

¿Por dónde pasa el futuro del club?

Queremos continuar con el desarrollo de las jugadoras en las distintas categorías y en el equipo de Primera División hay que trabajar para hacer otra plantilla porque aquí jugadora que destaca, jugadora que otro club viene a buscar y a veces no podemos competir con las ofertas que reciben. El trabajo de despacho nunca termina pero es verdad que tras acabar la temporada hay que empezar a planificar y cada vez el resto de clubes ficha más rápido y hay que estar muy atentos.