14
Vie, Dic

El delegado territorial de Economía, Innovación, Ciencia y Empleo, Manuel Ceada.

CARA A CARA

El delegado territorial de Economía, Innovación, Ciencia y Empleo, Manuel Ceada, analiza la situación de la provincia de Huelva en lo que respecta a los datos del paro y los proyectos que hay encima de la mesa para aprovechar las potencialidades del territorio.

Los últimos datos que se han conocido del paro, relativos al mes de febrero, son positivos para la provincia de Huelva. ¿Qué valoración hace la Junta?

El paro ha descendido casi 8 puntos con respecto a febrero del año anterior y esto se debe en gran parte a la campaña agrícola y  a losplanes de empleo de la Junta, pero hay que tomar estos datos con mesura porque el problema sigue siendo grande. El desempleo está bajando pero a costa de empleo precario y temporal y cada vez son menos los desempleados que tienen prestaciones. Estamos ante un empleo de bajada calidad y hay que ir más allá y cambiar el ciclo del empleo.

¿Cómo se consigue este objetivo?

Tenemos un gran potencial en la provincia y contamos con materias primas muy importantes como la minería, la carne o la agricultura pero, sin embargo, el valor añadido se va fuera y hay que hacer que se quede dentro y eso solo se consigue mediante la industrialización de la provincia de Huelva, porque eso crearía empleo de calidad y generaría industrias auxiliares que crearían sinergia y potenciarían la mejora de las infraestructuras. Ése es el trabajo que hay que hacer a corto plazo.

¿Qué hay que demandar primero? ¿Las infraestructuras o la industrialización?

Hay que demandar infraestructuras como el desdoble N-435 o potenciación del ferrocarril, pero hay que tener en cuenta que la industria se coloca donde hay materia prima, como la minería. Cuando tú industrializas, la propia industria ayuda, ya que ellos mismos apuestan por mejorar las redes de comunicaciones. El inversor lo que nos pide a las administraciones es garantía jurídica y agilidad en los trámites. Es cierto que nos queda un largo camino en la agilidad en los trámites, por eso abogo por una ventanilla única para la industria. Y para todo eso también hace falta también un clima óptimo por parte de la población.

¿Es la agilización de los trámites la principal demanda de las empresas inversoras?

Es verdad que tenemos una administración sujeta a una legislación bastante garantista, pero sí deberíamos agilizar los trámites. De hecho, en el pacto por la industria firmado por la Junta, sindicatos y patronal, ése es uno de los objetivos. La Junta quiere mover 8.000 millones de euros en el sector de la industria de aquí a 2020 y tenemos que traer inversores de fuera. Hay que potenciar esa industria aprovechando también nuestro puerto. Es verdad que hay mucho miedo en la población al tema industrial, pero lo que hay que exigir es garantías ambientales. Igual que tenemos una materia prima muy importante, también tenemos un patrimonio medioambiental muy importante y muy protegido. Si la industria se revitaliza, creará una riqueza que potenciará también el sector turístico.

¿Qué papel juegan los autónomos?

Uno de los grandes pilares que sostiene la economía andaluza es el autónomo. Tenemos más de 26.000 en Huelva y la Junta va a subvencionar este sector onubense con 3,3 millones de euro0000. Se está haciendo un trabajo importante por parte de los CADE porque entendemos que es el pilar fundamental y que sostiene el mundo rural, por ejemplo, y hay que apostar por ellos.

¿Qué papel juega la Junta con los emprendedores?

Hay muchos servicios para los emprendedores. Hay 20 CADE en la provincia y 80 alojamientos para los que inician su actividad. Se les asesora, tutoriza, y se les busca financiación. La cultura del emprendimiento ha cambiado mucho. El alumno de la universidad tiene que plantearse ahora que va a ser un futuro emprendedor y tenemos ejemplos de ello. El emprendedor necesita un primer empujón y después consolidarse y hay que saber que más del 80% de las empresas creadas se consolida.

¿Son los planes de empleo de la Junta la solución al desempleo de la provincia?

La Junta ha puesto este año 16,2 millones de euros para estos planes en Huelva que permitirá que 2.233 personas tengan trabajo durante 3-6 meses. No es la solución para el desempleo, pero estos planes buscan algo más. Además de contratar, intentan cualificar a las personas en sus puestos, ya que entendemos que si no están cualificadas no podrán acceder al mercado laboral. Por ello, apostamos por la formación y la competitividad.

Uno de los principales sectores productivos de la provincia de Huelva sigue siendo el ganadero…

Y sabemos que van a venir inversiones en este sector. Por ejemplo, El Pozo invertirá 72 millones de euros y eso generará más de 300 puestos de trabajo directos. Es un sector que debe estar apoyado y protegido por la administración y que tiene también un mundo por descubrir que hay que potenciar. Hay muchas empresas auxiliares (embalaje, cartón, transporte) en torno a él y se debe crear esa sinergia.

¿Preocupa el relevo generacional?

Es fundamental que el joven ame su entorno y se quede y hay que luchar por ello. El mundo rural es fuerte en Andalucía y Extremadura porque han sabido conservar a sus jóvenes y la administración tiene que apoyarlos mediante subvenciones, el emprendimiento y atrayendo inversiones en la tierra. Pero el joven tiene también que formarse y ser competitivo.

¿Qué papel juega la formación?

El joven muchas veces se queja de que una empresa minera, por ejemplo, no le contrata pero es porque le falta la formación adecuada. La mina de hoy es moderna, basada en nuevas tecnologías y hay mucha especialización, no es de pico y pala, por lo que la gente tiene que estar formada para trabajar. Es fundamental y en eso estamos. La formación hay que impulsarla en función de la salida laboral que haya y eso afecta a la minería y a la industria. Hemos sacado cursos de formación con 2,7 millones de euros para 1.115 alumnos. La formación no se puede estancar y en eso hay que estar. Hemos abierto plazos para las escuelas taller. Si se hace formación es para que haya una salida laboral. En el mundo competitivo las nuevas tecnología cambian continuamente y hay que formarse, no sólo los que optan al empleo, sino también los ya empleados.

¿Y la innovación?

Las industrias han entendido que el concepto I+D+i es fundamental y cada vez invierten más en ello. Las empresas saben que tienen que invertir en innovación, al menos lo que amortizan, ya que de lo contrario no hay futuro y eso las grandes industrias lo han entendido, y cada vez lo hacen también más las pymes. El dinero que se invierte aquí es un valor añadido para la empresa.

¿Cómo ve el futuro de la provincia?

Yo soy optimista con la provincia de Huelva. Hay que cambiar el chip y ver las potencialidades que tenemos y no ponernos de espalda a la minería o la industria para atraer inversores. Tenemos una salida al mar a través del puerto y eso es un valor añadido y cada vez los inversores nos ven más como un lugar virgen donde asentar sus industrias.

Publicidad
sierraluz