16
Mar, Jul

CARA A CARA

El alcalde de Aroche, Antonio Muñiz, hace en esta entrevista una balance de la actual legislatura y valora la importancia que tienen en el municipio los nuevos cultivos agrícolas y la apuesta por el patrimonio de la localidad.

¿Qué balance hace de esta legislatura?

Para mí es la cuarta y estamos terminando muchos de los proyectos que pusimos en marcha y estamos tratando de hacer balance de lo que ha sido este período, así como el grado de cumplimiento de nuestros objetivos. Ha sido una legislatura positiva, en la que hemos tenido un nivel bastante elevado de cumplimiento de los compromisos y ha habido cuestiones que para Aroche han salido hacia adelante y tienen una repercusión muy positiva.

¿Cómo valora estos 16 años de gobierno?

Accedí con 34 años a la alcaldía y uno cuando hace balance del tiempo vivido la verdad es que llega a la conclusión de que estos son los años de mayor producción personal y estoy muy orgulloso de haber dedicado los mejores años de mi vida a mis vecinos. Siempre he tenido un apoyo masivo en las distintas citas electorales y en el día a día en el que he sentido el cariño de la gran mayoría de mis vecinos.

¿Repetirá?

Estamos barajando muchas cuestiones, tengo una idea clara de lo que quiero pero todavía no hemos hecho público nada y estamos en debate dentro del propio grupo municipal sobre la consolidación del proyecto y la conformación de nuevas ideas.

¿Ha conseguido lo que quería en estos 16 años?

En gran medida sí he conseguido el Aroche que quería. Ha habido una transformación muy importante del municipio. Queríamos que fuera un pueblo cuidado que diera una imagen de un conjunto histórico atendido y bien conservado; que diera cobertura de empleo a sus trabajadores temporales siendo autosuficiente; un pueblo con un equipamiento suficiente para que nadie careciera de los servicios que tienen otros municipios y hemos modernizado mucho las condiciones de vida. Aroche ha dado un importante salto cualitativo en estos 16 años. Pero si algo he aprendido es que siempre hay nuevos retos y objetivos y te los marca la propia ciudadanía y hay que tener una gran capacidad creativa para ver nuevas posibilidades y crecimientos y he tenido la suerte de estar rodeado de gente que tenía ese perfil.

¿Qué papel juega el desarrollo agrícola?

Ha sido uno de os elementos transformadores más importantes del municipio. Ha caído muy bien porque es un pueblo que tradicionalmente ha sido de trabajo agrícola temporero y eso cala en la propia genética y es una forma de vida que a todos los arochenos nos gusta mucho. Permite la consolidación del empleo y ha conformado la economía de las familias de Aroche haciéndolas estables y sólidas. El objetivo es configurar una economía atractiva que con nuevos inversores y nuevas familias.

¿Y se puede ampliar?

Tenemos recursos naturales y geoambientales para posibilitar nuevos cultivos y el desarrollo de una mayor diversificación agrícola pero hay que trabajar para saber presentar ante otras administraciones la necesaria consecución de permisos para poder desarrollar proyectos agrícolas de futuro, ya que son trámites muy complejos.

¿Cuál es el grado de implicación de los empresarios?

Tenemos en torno a una treintena de pequeños empresarios agrícolas que son autóctonos y que, sin una tradición en este tipo de negocio tiene ya hoy su experiencia y un conocimiento extraordinario y están generando un valor añadido distinto. Además este tipo de dinámicas repercute en que haya gente de otros lugares interesados en invertir y participar de esta economía.

¿Pueden estos proyectos paliar la pérdida de población que se da en el mundo rural?

Hay que plantear proyectos de este tipo, abrir nuestros pueblos, ser progresistas y la garantía de futuro pasa por tener esa mentalidad abierta.

¿Se pueden llegar a transformar esos productos en Aroche?

Habrá que ir evolucionando con el tiempo y eso depende también mucho de la iniciativa privada. Nosotros, como administración, podemos promover y acompañar y esa es una de las líneas de crecimiento. Hay algunas ideas que habrá que consolidar y espero que en la próxima legislatura alguno de estos proyectos esté funcionando y generando empleo.

¿En qué momento se encuentra el patrimonio de Aroche?

Estamos en un momento en el que hemos cubierto gran parte de los objetivos planteados. Disfrutamos de un reconocimiento exterior muy importante a ese trabajo por parte de institutos internacionales o universidades y hoy se habla de Aroche como un referente en la recuperación y puesta en valor del patrimonio histórico, y eso avala el trabajo desarrollado. Lo hemos hecho como apuesta turística y como promoción de la propia identidad local. Hay que seguir caminando en esa línea porque queda mucho por hacer ya que son sectores muy innovadores.

El pueblo vive también un momento dulce en el plano deportivo…

Y lo hace con ocho o diez chavales de Aroche, algunos de Rosal y de otros pueblos. La riqueza futbolística de la que disfrutamos es producto del éxito del club a la hora de contar con los valores de los pueblos cercanos

¿Qué proyectos próximos hay encima de la mesa?

Dentro de poco abriremos una sala de duelo municipal y también vamos a finalizar una serie de equipamientos del municipio.