22
Lun, Abr

CARA A CARA

El alcalde de Villalba del Alcor, Sebastián Fernández, realiza una balance de la actual legislatura en la que destaca la gestión en materia económica que
se ha hecho en estos años y apuesta por la agricultura y el turismo como sectores de futuro para la localidad.

¿Qué balance hace la actual legislatura al frente del Ayuntamiento de Villalba del Alcor?

Hago un balance muy positivo, ya que en estos tres años y medio hemos tenido un ritmo de actividad muy importante. Como resultado tenemos un ayuntamiento muy solvente, sin deuda, y con un presupuesto que ha pasado de 1,5 a 2 millones de euros. Hemos conseguido muchas subvenciones en todos los estamentos gracias al ritmo de trabajo que nos hemos impuesto.

¿Qué logros se han conseguido en este tiempo?

Destacaría el Plan de Movilidad Urbana Sostenible que va a cambiar la estructura de nuestro pueblo. Otro tema importante es la dinamización turística con un plan nos está dando mucha visibilidad y en torno al cual tenemos muchos proyectos. También hay que destacar la inclusión de Villalba del Alcor en el futuro proyecto de riego de la Presa de Alcolea, que cambiará la estructura económica como hemos visto en los pueblos vecinos. Hay además una empresa importante que está haciendo proyecto de nuevos cultivos como el espárrago y tenemos continuo contacto con ellos para que se pueda instalar en Villalba un almacén que genere mano de obra estable a todo el tejido agrícola.

¿De qué manera ha afectado el hecho de que el equipo de gobierno esté conformado por el PSOE y dos partidos independientes?

Hemos gobernado con mucha normalidad, trabajando de la mano en beneficio del pueblo y sacando todos los proyectos adelante con mucha naturalidad. Ha sido una legislatura de trabajo y de beneficio para el pueblo.

¿Qué papel ha jugado la política económica en esta legislatura?

Ha sido uno de nuestros fuertes y hemos conseguido tener un ayuntamiento sin deuda, que ha incrementado el techo de gasto dando cada vez más trabajo, sin tener deuda a proveedores ni bancos y acometiendo muchos proyectos. Esta política económica se ha traducido también en una bajada de la contribución en torno al 4%, siendo la primera vez que se baja este impuesto. Hemos desarrollado una gestión económica que permite que todos los servicios públicos funcionen de forma perfecta. El objetivo es que los ciudadanos vivan cada día un poco mejor

¿Es el turismo la gran apuesta de futuro?

El turismo es algo que nos lo tenemos que creer los propios vecinos. Somos zona vitivinícola y tenemos mucho patrimonio e historia, con un conjunto de casas señoriales, iglesias, convento, y cada vez tenemos más visibilidad gracias al plan que hemos hecho junto al Patronato de Turismo y poco a poco se ven esos frutos y hay cada vez más visitantes. El año pasado estuvimos en Fitur por primera vez y este hemos repetido para presentar el 400 aniversario del convento carmelita. Anteriormente ya hemos cerrado el año de Washington Irving que estuvo en nuestro pueblo igual que en su día Cervantes o Américo Vespucio.

¿Hay ya datos que avalen esa apuesta por el turismo?

Es todavía muy incipiente. Todo el programa está a punto de ver la luz. Pronto abriremos la oficina de turismo y pondremos una señalización turística con planos que se repartirá en hoteles de la provincia y zonas limítrofes. Es un trabajo a largo plazo, que se ha desarrollado primero identificando todo lo que tiene valor, luego planificando rutas y ahora estamos en la última fase para la difusión y promoción.

¿Cuál es la situación del empleo en Villalba del Alcor?

Tenemos una media de paro similar a la provincia. Nuestro pueblo se nutre del sector  servicios y la agricultura. Además, el Ayuntamiento tiene una bolsa de empleo que funciona muy bien, con 700 contratos al año y la idea es seguir trabajando en colaboración con las empresas agrícolas para desarrollar la agricultura de riego. Es un proyecto de futuro que cambiará la fisionomía económica de Villalba del Alcor.

¿Qué proyectos quedan por hacer?

Estamos trabajando en la apertura de un centro juvenil que podrá funcionar en un par de meses. Hemos iniciado la construcción de un centro de día y tenemos varios proyectos de arreglos de calles que hacemos todos los años. Hemos terminado el plan de asfaltado, tenemos obras de sustitución de aceras y tuberías, y vamos a seguir con el arreglo del parque, que es un proyecto que todos los años vamos avanzando con algunas obras. Y hace tres meses inauguramos una nueva escuela de música con ocho aulas de diferentes tamaños, ya que tenemos mucha cultura musical y es un servicio más para los ciudadanos.

¿Qué política se ha desarrollado en materia cultural y festiva?

Destacaría las actividades que hemos hecho en torno al teatro y la plaza del pueblo con una programación muy variada. Tenemos muchas fiestas, precisamente ahora son las de la patrona, Santa Águeda. Las fiestas son el 5 de febrero, que es el  día de la procesión y la función principal. El 20 de enero la patrona vino desde la ermita hacia el pueblo donde se le hace la novena, que este año de forma extraordinaria se celebra en el convento carmelita. El 5 de febrero es la procesión y el 16 d febrero la imagen vuelve a su ermita con la fiesta del tostón donde se come pan de pueblo hecho en la candela.

¿Y en materia educativa?

Tenemos una guardería nueva, el colegio, el instituto, un centro de adultos, guadalinfo, la biblioteca, escuelas deportivas, aula de música, taller de teatro y de baile… En definitiva, actividades en torno a la educación que mejoran mucho la vida del pueblo. Los pueblos pequeños tenemos ya muchos servicios y nos hemos convertido en sitios estupendos para vivir.

¿Se presentará a la reelección?

Esa es mi intención, para poder seguir trabajando con mi equipo por el pueblo.

¿Qué mensaje le traslada a sus vecinos?

Tenemos que seguir haciendo nuestro pueblo cada día más grande. Villalba del Alcor lo hacemos entre todas las personas que vivimos aquí, lo hace grande su gente y las actividades funcionan gracias a la participación de todos. Hay que seguir con ese orgullo de ser villalbero, sabiendo qu