20
Mié, Feb

CARA A CARA

El secretario general de la Unión de Asociaciones de Trabajadores Autónomos y Emprendedores (UATAE) en Andalucía, Pepe Galván, analiza la situación de este colectivo, así como los principales retos en los que trabaja la organización.

¿A qué se dedica esta organización?

UATAE Andalucía es una organización de carácter regional en la que llevamos desde 2011 luchando por mejorar el estilo de vida, las líneas de negocio y la vida de los emprendedores y autónomos, centrándonos en mujeres, migrantes y jóvenes y con mucha solidez en el medio rural que es donde tenemos nuestro gran potencial y nuestras máximas y mayores inquietudes.

¿Con qué grado de implantación se cuenta en la provincia de Huelva?

Nuestra organización viene integrada de dos maneras. Estatutariamente tenemos prevista una integración de carácter físico, autónomo a autónomos, y de asociaciones lo que más tenemos en la provincia de Huelva son aquellas de carácter agroalimentario como COAG Huelva, y también asociaciones de carácter autónomo afincadas en la sierra y de carácter comercial.

¿Cuáles han sido los principales logros de esta organización?

Llevamos bastantes años inmersos en una dinámica constante de intentar poner en pie y en valor las cuatro o cinco premisas imprescindibles para la mejora de nuestro régimen. Una de ellas, primordial y fundamental, es dinamizar la actividad empresarial, pero también hemos liderado reivindicaciones que ahora se están cumpliendo como mejoras en las bases de cotización de los autónomos, mejoras en las bajas laborales o cotización en desempleo de forma obligatoria. Y la máxima reivindicación, que ahora está aparcada, es una cotización por ingresos. Eso sería el gran revulsivo para los autónomos actuales y futuros. Sería el mayor beneficio y entendemos que en el primer trimestre del año puede ver la luz.

¿Cuál es el perfil del autónomo onubense?

Es un tanto variopinto además de escaso. Es la provincia andaluza donde menos autónomos hay. Eso no es ni bueno ni malo. Como organización no estamos en la tarea de que se den de alta el mayor número de personas, sino que eso lo marca el devenir del mercado. Tenemos lo que tenemos que tener y no es tan importante la cantidad como la calidad del trabajo autónomo. Aquí predomina el sector comercial y el sector servicios y ahí es donde tenemos que estar muy activos. Estamos viendo grandes variaciones de altas y bajas, arrancan los comercios pero tiene una alta tasa de mortalidad y no llegan al período de consolidación, y ahí tenemos que estar muy pendientes.

¿Y qué situación se da en la sierra?

Seguimos la tendencia a la baja que se da en el medio rural como consecuencia de la despoblación. Casi el 40% de la riqueza de Andalucía se genera en el medio rural, por lo que hay que trabajar mucho en el medio rural. Eso sí, cuando se dan alta en el sistema del RETA son las mujeres las que copan estas altas.