24
Jue, Ene

CARA A CARA

Durante las fiestas navideñas, las comilonas y los excesos están a la orden del día. El nutricionista Enrique Domínguez explica en esta entrevista cómo afectan estas situaciones a nuestro organismo y cuál es la mejor forma de contrarrestar los posibles efectos nocivos.

¿Cómo afectan los excesos que se comenten en Navidad?

Siempre se habían hecho comidas excepcionales tanto en Nochebuena como en Fin de Año, pero en los últimos tiempos esto se ha ampliado y se ha incrementado con las cenas de empresas, reuniones de amigos, reuniones familiares, con lo que hay entre cinco o seis comidas de media en las que se come en exceso, a lo que se añade también el consumo de alcohol. Lo normal es que en este período se cojan dos o tres kilos de media, si bien hay personas pueden coger incluso más de diez kilos.

¿Y a nivel de salud?

Al ser un período corto de tiempo no suele provocar grandes problemas en personas sanas, si bien sí afecta a personas con problemas de colesterol o ácido úrico.

¿Debería preocuparnos esa tendencia de que haya cada vez más comidas?

No es para alarmarse, si bien es cierto que cada vez va a más y parece que lo que nos limita es el bolsillo.

¿Y debe preocupar el consumo de alcohol que se da en estos días?

Es preocupante por los efectos que causa, sobre todo teniendo en cuenta los desplazamientos por carretera. En general digamos que dos o tres comilonas en este período en personas sanas no es preocupante siempre y cuando luego se vuelva a la normalidad.

¿Qué podemos hacer al día siguiente para contrarrestar los efectos de una comilona?

Se debe optar por una dieta blanda y ligera, con verduras, pescado, caldo de puchero o de verduras. Se aconseja meter bastante cantidad de fruta para contrarrestar los excesos de grasa y alcohol, ya que nos ayudará a drenar y limpiar el cuerpo. También se recomienda no abusar de grasas y fritos y eliminar los azúcares industriales de los dulces.

¿Y una vez acabadas las fiestas?

Lo ideal es hacer una alimentación equilibrada normal y llevarla a nuestra rutina con un equilibrio de hidratos, proteínas y grasas. Se aconseja crear un patrón y seguirlo de forma rutinaria.

¿Hay que optar por soluciones drásticas para eliminar los kilos de más cogidas en estas fechas?

El cuerpo se organiza y recupera por sí solo si volvemos a una rutina normal por lo que la pérdida de esos kilos de más debe llegar de forma gradual en personas sanas y sin sobrepeso. Si la persona es obesa sí debe poner remedio cuanto antes porque puede causar problemas de salud.

¿Hay que optar siempre por los consejos de un nutricionista?

No es necesario para todo el mundo. La población cada vez está más implicada en la alimentación saludable y se preocupa de lo que comen y cómo lo comen. Aquellos que tengan problemas sí es recomendable que adquieran pautas para saber cómo hacerlo. Pasa lo mismo con el deporte. Es bueno y necesario para todo el mundo pero no todos necesitan un especialista que los guié.