15
Sáb, Dic

CARA A CARA

El director del centro ADERSA1 de Fuenteheridos, Miguel Ángel Vázquez, analiza en esta entrevista el inicio del nuevo curso escolar y las peculiaridades que tienen este tipo de colegios rurales.

¿Que es un colegio Adersa?

Son agrupaciones de colegios rurales. Hay cinco en la provincia. Este da cobertura a  Fuenteheridos, Castaño del Robledo y Valdelarco.

¿Cómo han evolucionado estos centros?

Al principio temíamos por la supervivencia de estos centros debido a la despoblación, pero en los últimos años han vuelto muchas familias y las zonas rurales están en auge. Hemos crecido en los dos últimos años en 25 alumnos y eso en nuestro caso supone un 25%.

¿Cuántos alumnos tenéis?

En Fuenteheridos hay 78 alumnos, en Valdelarco hay 16 y en Castaño del Robledo tenemos nueve. En Fuenteheridos tenemos este año todos los ciclos separados debido al aumento de alumnos, con 11 o 9 alumnos por clase.

¿Cómo es el día a día?

En los centros grandes muchas actividades no se hacen por el volumen de niños, y aquí algunas no se hacen por falta de niños. En cada sede hay un tutor y luego los especialistas en distintas materias vamos de localidad en localidad. Mi aula es mi coche. En el maletero tengo un saco de balones y de material deportivo.

¿Cómo son las relaciones?

Hacemos un mínimo de tres convivencias al año: el Día de Andalucía, fin de curso y Navidad. Nuestro objetivo es que convivan, se conozcan entre ellos.

¿Qué beneficios tiene un centro de este tipo?

Nos consideramos una familia. Las relaciones son mucho más estrechas e íntimas. Conocemos a todos los niños, sus familias, sabemos sus problemas y el trato es mucho más humano.

¿Con qué novedades se presenta este curso escolar?

Somos un centro eco escuela y ya el año pasado solicitamos la bandera verde. Esperamos que nos la concedan y a partir de ahí desarrollaremos varios proyectos. Tenemos un huerto en cada localidad. También tenemos un proyecto de apoyo a la lengua extranjera, en este caso inglés, y se ofrecerán clases extraescolares gratuitas. Estamos inmersos en un proyecto sobre la digitalización de los centros y queremos aprovecharlos para tener mayor presencia en las redes sociales y que los alumnos sepan usar más las nuevas tecnologías en las aulas .Y uno de los más importantes es el proyecto de circo, que está realizado 100% por el alumnado del centro. Lo llevamos al quinto encuentro de colegios rurales de Andalucía y allí lo presentaremos. Comenzamos hace tres años y a los niños les encanta. Este año también comenzamos un proyecto Erasmus y queremos concretar algún encuentro con Londres.

¿Cómo se realizan las evaluaciones?

Lo hacemos de manera diferente. Evaluamos con tareas finales que a través de unos indicadores nos marcan si el alumno ha alcanzado o no la competencia, por lo que no nos centramos en un examen concreto. Nuestro objetivo es innovar y que el alumno se sienta feliz.

El próximo año se incorpora también La Nava…

Ya este año estamos haciendo una fase de tránsito con ellos. Ya el año próximo serán oficialmente también nuestros alumnos. Todo lo que sea crecer en alumnado es asegurar la supervivencia del centro.

¿Qué mejoras y reformas se han llevado a cabo en los centros?

Los ayuntamientos nos apoyan a pesar de las dificultades. En Castaño del Robledo nos han remodelado el interior; en Valdelarco nos han hecho un huerto escolar nuevo y en Fuenteheridos se han remodelado todas las pistas haciéndolas más accesibles.