23
Mar, Abr

CARA A CARA

El alcalde de Galaroza, Antonio Sosa, analiza en esta entrevista la Fiesta de los Jarritos que la localidad serrana acogerá el jueves 6 de septiembre, así como los retos a los que se enfrenta el Ayuntamiento de cara al nuevo curso político.

¿Qué supone la ‘Fiesta de los Jarritos’ en Galaroza?

Supone el punto de inflexión entre el verano y el invierno. Es un día de regocijo, júbilo, alegría, convivencia y en el que el agua nos da la vida. Es la fiesta del agradecimiento al agua por todo lo que nos da durante todo el año. Para nosotros es algo más que el líquido que nos hace permanecer vivos.

¿Cómo se celebra esta fiesta?

Consiste en una mojada que se hace con un cariño especial. No es una fiesta en la que se produce una batalla campal sino que se procura echar el agua de forma cariñosa, amena y disfrutando de ella y de los distintos manantiales y las fuentes que hay en todo el pueblo, si bien donde más gente se congrega es en torno a la fuente de los Doce Caños.

¿Cuáles son los orígenes de esta tradición?

Las raíces que mas fundamentos tienen hablan de la época en la que venían los alfareros de las tierras extremeñas a surtir de cacharros de barro a toda la comarca y que enn las paradas que hacían en Galaroza exponían sus productos en torno a las fuentes y se probaban. De ahí puede surgir la fiesta, aunque hay leyendas que sitúan estos hechos antes en el tiempo.

¿Qué papel juega el Ayuntamiento?

El Ayuntamiento lo que procura es mantener viva la esencia y ese es nuestro empeño. Queremos que el búcaro no se pierda y fomentar su uso. Antiguamente era la manera ecológica, rentable y económica de almacenar el agua. También jugamos un papel de promoción. Una nuestras obligaciones es dar a conocer todas nuestras tradiciones y llevamos varios años yendo a Huelva capital para acercar esta tradición.

Ha comentado que esta fiesta marca el final del verano. ¿Cómo se presenta el nuevo curso?

Nos enfrentamos a retos de distintos proyectos que tenemos en marcha, sobre todo aquellos que fomentan el empleo. Hemos licitado una obra para acondicionar un espacio municipal y que las empresas locales puedan ampliar sus actividades en un espacio de más de 1.400 metros cuadrados. Tenemos también un plan especial de implantación de cerezos en una finca municipal y diversos proyectos dirigidos a generar empleo y riqueza en el municipio.