11
Mar, Dic

CARA A CARA

Hoy arrancan las XXIII Jornadas Medievales de Cortegana y José Enrique Borrallo, alcalde del municipio nos cuenta qué significa esta feria medieval para la localidad. Borrallo hace un repaso de sus siete años de legislatura a solo unos meses de las elecciones municipales.

En pleno mes de agosto y tras esta ola de calor, todo está preparado en Cortegana para celebrar el evento, ¿podríamos decir que es el más importante del año?

Las Jornadas Medievales son el evento más importante que tiene el municipio, lo que supone un gran esfuerzo para el ayuntamiento y también para todo el pueblo. Las Jornadas Medievales refuerzan pilares muy importantes, como el turismo. Por ello, este evento es fundamental para nuestro pueblo. Nuestro objetivo a corto plazo es que los visitantes, durante estos cuatro días, se lo pasen bien y disfrute. Hemos puesto todo nuestro esfuerzo para que así sea. El objetivo a largo plazo es que estos visitantes vengan a Cortegana los 361 días restantes, de nada serviría el esfuerzo que se realiza desde el ayuntamiento, todo el pueblo de Cortegana, patrocinadores y aquellas administraciones públicas que nos ayudan, si se quedara solo en cuatro días. Las Medievales tienen que ser esa ventana que abra a Cortegana al mundo. Nuestro gran objetivo es convertir a las Medievales un referente a nivel nacional. Esto supone un gran esfuerzo y sacrificio, pero con cada valoración que hacemos los domingos por la noche nos damos cuenta de que ese esfuerzo y ese sacrificio merece la pena.

¿Realmente, esto no es un eslogan, es cierto que Las Jornadas Medievales son tan importantes fuera del ámbito provincial?

Sí, nos damos cuenta cuando vamos a FITUR a Madrid. Este año, acompañados con la compañía Legend que participa con el Torneo Medieval en la plaza de toros el sábado, nos decían que eran una de las medievales más importantes a nivel nacional o la más importante, en las que participan. Esta empresa de espectáculos es de las más importantes de Europa, eso nos lleva a decir que las Jornadas Medievales de Cortegana son un gran referente a nivel nacional. En este sentido, pretendemos mantenerla dentro de lo que es ese top de jornadas medievales de España. Las más importantes se encuentran en el norte del país, las nuestras son las medievales de Andalucía y queremos competir con las mejores de España.

De los cincuenta o sesenta mil visitantes que se calculan cada año, ¿podemos encontrar a personas de diferentes puntos geográficos nacionales, e incluso, internacionales?

Nuestros visitantes suelen proceder de Andalucía, muchos visitantes del sur de Extremadura, cada vez viene más gente de Madrid, del norte de España. Los conciertos son enormemente atractivos. La propia historia de España hace que en el norte existan numerosos pueblos medievales, lo que hace que les encanten las jornadas medievales. Estos no solo vienen a disfrutar, sino también a aprender. Todo este tipo de actividades que tenemos; conciertos, mercado medieval, uno de los más grandes a nivel nacional, las más de 100 actividades… esto hace que Cortegana sea un referente no solo a nivel nacional, sino también internacional. Vienen muchos portugueses, franceses y turistas que se encuentran en ciudades cercanas de vacaciones que, gracias a la publicidad y el esfuerzo que realizamos, se desplazan hasta Cortegana estos cuatro días. Creo que todo eso hace que Cortegana merezca la pena ese sacrificio y ese esfuerzo que realiza. Como he dicho, las medievales son la gran ventana de Cortegana al mundo y por ello debemos seguir haciendo ese esfuerzo para que esto sea así siempre.

El esfuerzo del Ayuntamiento es importante, pero durante esos días es complicado que no ocurra nada en esta orografía complicada: aparcamientos, el tránsito de personas… en un evento de esta magnitud, ¿es preocupante esos cuatro días con tanta afluencia de gente?

Para nosotros la seguridad siempre ha sido, es y será muy importante. Sin ella, este tipo de eventos si no ofrece seguridad, la final, muere, se puede morir de éxito, puede morir cuando un padre de familia viene y no ve seguridad porque el pueblo esté sucio o porque realmente el evento no merezca la pena. Nosotros hacemos un esfuerzo para que se cumplan todos estos requisitos y uno de ellos es la seguridad. Para ello tenemos el “Plan Juglar” que se afianza cada año, dónde habrá más de 100 efectivos que velarán por la seguridad de todos nuestros visitantes. Las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado declaran que las Jornadas Medievales de Cortegana, junto con la Romería del Rocío, es la fiesta de la provincia de Huelva que más personas tiene por metro cuadrado. Recibimos muchos visitantes en un espacio bastante reducido y orográficamente complicado. En esto erradica el éxito de nuestra seguridad de las Jornadas Medievales, en tener un “Plan Juglar” donde participan todos los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado, Protección Civil, Consorcio de Bomberos, Policía Local y donde hacemos lo posible para que no ocurra nada y si desgraciadamente hay algún tipo de problema, intentar buscar la solución lo antes posible. Para nosotros la seguridad es fundamental en un evento de este tipo.

Otro indicador de la importancia de las JM es que aglutina el apoyo, prácticamente unánime, de todos los vecinos. hay pocas críticas, hoy día con la importancia de las redes sociales, no se encuentran muchas críticas y a penas hay oposición política. ¿Podemos decir que esto es un elemento aglutinador de todo el municipio?

Las Jornadas Medievales es una cuestión de estado para nuestro pueblo debido a la importancia social, turístico y económico. Muchas asociaciones locales aprovechan las medievales para sacar recursos económicos y, a su vez, hagan posible que otras fiestas de mucha importancia, como puede ser la Semana Santa, tengan el auge y la potencia que tienen en nuestro pueblo. No solamente son recursos económicos y sociales para los empresarios del municipio y para muchos de toda la comarca, porque lo vemos también como un evento comarcal.

Muchos de los visitantes, a unos días del comienzo de las XXIII Jornadas Medievales no encuentran hospedaje en los pueblos cercanos a Cortegana, un hecho real.

Por eso es un evento que trasciende de las fronteras de Cortegana. El propio ayuntamiento que tiene que hacer frente a compromisos con los grupos musicales, con personas que quieren acompañarnos que representan a patrocinadores o a otras administraciones públicas, tenemos que buscarles alojamiento fuera de la localidad y hacerlo, no exagero, en el mes de enero o febrero para asegurarnos de que hay sitio. Esto habla muy bien de lo que son nuestras Jornadas Medievales y lo importantes que son no solo para Cortegana, sino para el resto de nuestra comarca.

Podemos decir que existe un respeto político, un buen entendimiento entre diferentes administraciones, los grupos políticos locales. ¿No hay enfrentamiento político alrededor de las Jornadas Medievales?

Yo cuando estuve en la oposición no lo tuve. Como he dicho antes, Las Jornadas Medievales es una cuestión de estado, como a nivel nacional debe ser la educación y la sanidad. En Cortegana las Medievales es la gallina de los huevos de oros y a esta gallina debemos cuidarla entre todos, estando n la oposición, gobernando, formando parte del tejido asociativo, siendo alcalde o siendo un vecino que quiera colaborar con su pueblo manteniendo limpia las calles o atendiendo a una persona de fuera y haya que orientarlo. Esto es el milagro de las Jornadas Medievales de Cortegana, es un milagro que lo hemos hecho todos. Comenzó a través del tejido asociativo de “Amigos del Castillo” y el pueblo de Cortegana lo hizo suyo a través del ayuntamiento y al final es un evento que representa a todo un pueblo y a toda una comarca.

Unas jornadas que arrancarán mañana jueves a las 8 de la tarde en la Plaza de la Constitución donde comienza el pasacalle que llevará a todo el público asistente al castillo donde será la inauguración y partir de ahí cuatro días de disfrute y diversión donde Cortegana se convierte en una villa medieval con la participación de todos.

Sí, es una trasformación de un pueblo de sierra de 5.000 habitantes en una ciudad medieval, esperemos, de unos 50.000 o más habitantes. Una ciudad donde encontrarás teatros, música, diversión, magia, un mercado de casi 2kilometros de extensión, un pueblo transformado gracias a la producción loca, un pueblo realmente medieval. La orden del temple lleva aparejado historia y magia alrededor de lo que es esa orden que tuvo la iglesia para conquistar los lugares santos. Hemos querido hacer un guiño este año a esa orden del temple con algunos de los castillos de nuestra zona y por ello, también hemos querido hacer darle ese sesgo histórico que son estas jornadas históricas sobre el temple que son muy interesantes, han creado una enorme expectación y yo invitaría a que no se perdieran la conferencia de Emilio Carrillo el viernes por la mañana en el Teatro Capitol porque realmente va a sorprender. Ya realizó una anteriormente que conllevó a escribir un libro.

Como anécdota, ¿son las ultimas medievales de la legislatura? La última cruzada, ¿tiene alguna connotación política?

No, por ahora no. De todas maneras, todavía es muy pronto para tomar decisiones, pero por ahora no serán las últimas Jornadas Medievales.

Estas serán las últimas Medievales de la legislatura. Esta toca a su fin en unos meses, ¿cuál es la valoración como alcalde de Cortegana de esta legislatura?

Han sido 3 años donde hemos seguido el camino que se inició en la anterior. Finalmente hay que verlo como 7 años de gobierno del partido popular en Cortegana. En primer lugar, queríamos que el enfermo, que era todo un pueblo, no muriera. Lo conseguimos y poco a poco lo que vamos haciendo es mejorando los servicios públicos que ofrecemos, la idea de Cortegana que queremos, los proyectos que tiene pendiente nuestro municipio y, en definitiva, mejorar la calidad de vida de todos los vecinos.

¿Qué proyectos de los conseguidos se siente más orgulloso?

Quizá lo más importante ha sido el cambio de imagen del municipio. Cuando entramos era un pueblo perdido, sin rumbo, no había una idea integral de lo que se quería como pueblo y nosotros teníamos claro que Cortegana debía tener tres pilares muy importantes, sobre todo pilares económicos y sociales porque al final es el proyecto de vida que quiere la gente.La gente cuando vive en un pueblo quiere tener un proyecto de vida en él. El turismo, ya hemos hablado de las Medievales, para Cortegana debe ser un pilar socio-económico, en este sentido hemos hecho un gran esfuerzo. Cada vez que hemos hecho una obra civil hemos intentado que Cortegana sea un museo en la calle, no solo es hacer una obra, sino que esa obra suponga un atractivo turístico: se arregla una calle y se hacen mosaicos, se arregla un espacio que antes no era un espacio público del disfrute de nuestros vecinos y que ahora sí que lo sea. En definitiva, buscar siempre ese objeto de intentar conseguir que Cortegana sea un atractivo turístico para el bien de la economía de nuestro pueblo. El sector del cerdo ibérico es históricamente fundamental para el municipio. Hemos abierto las puertas del polígono industrial de Cortegana y ayudando a empresas a instalarse en el municipio. Se ha dado una implementación de empresas del sector en el término municipal de Cortegana. Y, por último, tenemos el sector de la minería. No terminar de arrancar en el término municipal. MATSA no está en nuestro territorio, esta es la empresa que más empleo está creando en el término municipal de Cortegana sin estar en nuestro término. Pronto lo hará con ese proyecto de cargadero de mineral que llevará mineral al puerto a través de las vías del tren. Tenemos proyectos muy interesantes, muy incipientes, pero muy importantes, como el de San Telmo. Hace poco nos llegó la noticia de que la empresa Magtel le ha comprado la sociedad a La Hispalense y dentro de esta vienen los derechos mineros activos que son muy importantes y nos quitan mucho tiempo para abrir una mina y es un proyecto que parece ser que va a salir adelante. Si juntamos turismo, el sector del cerdo ibérico agro-ganadero y la minería, podemos decir que nuestro pueblo tiene la esperanza de saber que tiene recursos sobrados que podemos emprender un crecimiento económico y social que ya se está produciendo y notando en la calle.

¿En qué momento se encuentra esta investigación minera?

Este proyecto se encuentra en investigación. Este viene a decir si hay mineral y si es rentable su extracción. Para final de año o para primer trimestre de 2019 esperamos poder tener noticias muy importantes para nuestro municipio. 

¿Esto supondría un gran cambio para Cortegana?

Esto sería un cambio radical. Cortegana ha llegado a tener 9.000 habitantes cuando en el tiempo han coincidido las explotaciones mineras de Valdelamusa y San Telmo, el auge de la industria del corcho, la cerámica y elsector del cerdo ibérico, es decir, todos los pilares económicos que hemos estado hablando.

Hablando del polígono, ¿se quedará la rotonda sin hacer?

La estuvieron midiendo hace un par de meses, el anteproyecto está hecho, sabemos que necesitamos para hacerlo, pero esta decisión no la puede tomar el alcalde. Forma parte del plan que tenga establecido el Ministerio de Fomento para el pueblo y espero que se haga. Es fundamental e imprescindible para el desarrollo social del pueblo que el polígono sea competitivo a través de una entrada digna a él.

Esta nueva realidad afectaría a la economía social del municipio, ¿también a la municipal?

Cuando hemos hablando del enfermo este estaba tan mal porque llevaba una mochila cargada de piedras, que se llama “Cortegana 21”. En un pueblo de 5.000 habitantes, es imposible creer que se puedan deber casi 2 mil millones de las antiguas pesetas, 11 millones de euros. Así lo ha tenido que soportar y lo va a tener que soportar el Ayuntamiento de Cortegana y nuestro pueblo. A nadie se le debe olvidar todo lo que se está haciendo se hace con “Cortegana 21” que era la empresa publica que hay que liquidar, deuda que se quedará integra en el ayuntamiento. Con todo ello tenemos las medievales que tenemos, hemos hecho un cambo urbanístico radical, sacaremos proyectos importantísimos para nuestro pueblo como el museo, el centro ecuestre… Cortegana es un pueblo endeudado por su empresa pública, pero podemos hacer frente a la deuda, destinando dinero a ella y no para mejorar los servicios públicos. Nunca he entendido que le dinero público se utilice para crear empresas públicas, entiendo la política como una herramienta para mejorar la vida de nuestros vecinos. el principal problema de “Cortegana 21” el dinero que se sacaba no era para pagar a la constructora, sino se destinaba a otras cosas. La deuda tardará en pagarse en unos 25 años, el superávit del ayuntamiento no va a mejorar los servicios públicos de nuestro pueblo, sino al pago de la deuda.Cortegana podría ser un pueblo muy distinto al que es ahora si no hubiera existido “Cortegana 21”, pero nuestra función es levantar el pueblo y estamos en ello.

Pensando a corto plazo, ¿qué le queda por hacer?

A muy corto plazo lo primer que vamos a hacer es el museo de artes y costumbres de Cortegana en el molino de Galindo. También tendremos el centro ecuestre, una pista para el disfrute de los caballistas de la localidad en la antigua perrera y la posibilidad de los vecinos que quieran puedan hacerse sus cuadras. Y esperamos tener una respuesta positiva del Ministerio de Fomento de la construcción de la rotonda del polígono y también para transformar el castillo y su entorno con una inversión aproximada de unos 600 mil euros.

A 9 meses de las elecciones, ¿qué piensa sobre la candidatura?

Yo dije cuando me presenté que entiendo un proyecto político en un municipio de unos 8 o 12 años, en el momento que uno gobierne pensando que una mesa y un ordenador es suyo se equivoca, es el despacho de todo un pueblo. Esto se empieza a pensar cuando se gobierna durante mucho tiempo, dejándose atrás proyectos que los vecinos no entienden a corto plazo y serán beneficiosos a largo plazo. Estos alcaldes no lo hacen por medir el numero de votos y no por el bien del pueblo. En el momento que sienta que esa mesa y ese ordenador es mío, dejaré la política. Yo me he dado un tiempo de aquí a octubre, lo hablaré con el partido y con mi familia y tomaré una decisión. Esta decisión será siempre la mejor para mi pueblo.