21
Jue, Mar

CARA A CARA

El candidato socialista a la Alcaldía de Calañas, Diego Carrasco, analiza la situación de su municipio en el que destaca el problema de la deuda económica y apuesto por el turismo y las energías renovables como claves de futuro de la localidad andevaleña.

¿En qué situación se encuentra el municipio de Calañas?

Puede parecer que la situación es buena a ojos de la gente, ya que es verdad que se están ejecutando pequeñas obras, sobre todo en la vía arterial del municipio que se está urbanizando y se están instalando pequeños paneles de referencia turística. Sin embargo sigue habiendo problemas económicos que no se han solventado. Este equipo de gobierno simplemente ha refinanciado préstamos que ya existían y no ha solucionado la deuda. Por tanto, no es oro todo lo que reluce.

¿Y Sotiel Coronada?

Está en una situación de abandono. Los vecinos denuncian que pagan los mismos impuestos que en Calañas y hay una dejadez de obras, de alumbrado público, problemas con la señal de televisión… Y los festejos son asumidos por una asociación de vecinos a las que denomino como la Concejalía de Festejos de Sotiel por la labor que realizan y que debería ser asumida por el Ayuntamiento.

¿Y qué papel juega Calañas en el conjunto de la comarca?

Calañas está funcionando de manera independiente y no entiendo por qué. A mí me gustaría que Calañas fuese de la mano con los municipios del entorno porque es necesario potenciar la imagen comarcal y provincial.

¿Con qué aval se presenta como candidato ante sus vecinos?

Yo no he tenido nunca experiencia política, pero mi experiencia profesional está enfocada en la administración pública. Durante seis años he trabajado en Santa Bárbara de Casa como agente de desarrollo local y conozco todo el funcionamiento que hay en un ayuntamiento y los pormenores que hay en una administración y cómo hay que atender a la ciudadanía. Creo que eso es una fortaleza ya que la política debe avanzar hacia una actividad normalizada. En este sentido, también tengo que agradecer al partido que me haya permitido presentarme de manera independiente bajo las siglas del PSOE. Quiero que la gente vea que es posible hacer política local sin tener que seguir las directrices de un partido. Apuesto por la normalidad y la cercanía.

¿Qué características define al equipo del que se ha rodeado?

Es un equipo nuevo, con gente que nunca ha estado en política y toca distintos sectores. Todos vivimos en Calañas, todos hemos elegido vivir aquí y conocemos el municipio. Es un grupo comprometido con ganas de afrontar este nuevo proyecto y que está ilusionado con la propuesta planteada. Creo que es un equipo equilibrado en el que predomina gente joven que va a aportar ideas nuevas a la política local.

¿Cuáles son los ejes de su proyecto político?

Quiero un proyecto transparente en el que las personas puedan acceder a cualquier información pública. Hay un portal de transparencia y no se utiliza. Ahí  se pueden publicar, por ejemplo, los ingresos del equipo de gobierno y la gente no tiene que enterarse por otros lados. Quiero que se publiquen las nóminas, las dietas, las ofertas de empleo, el estado de la bolsa de empleo. Son acciones que nos permiten conocer el día a día del ayuntamiento. Queremos saber en qué se invierten nuestros impuestos. Le pongo un ejemplo. Este equipo de gobierno actual gobierna con el apoyo de un concejal que empezó en IU y ahora lo hace como no adscrito. No sabemos qué tareas realiza que justifiquen sus ingresos. En estos cuatro años no ha aparecido y la justificación de sus ingresos no puede basarse en que su voto permite al actual equipo gobernar.

Además de la transparencia, ¿qué otros elementos definen su proyecto?

Nos gustaría apostar por el turismo, que es algo que no ha terminado de despegar en el Andévalo, y también por las energías renovables. Las plantas solares se paralizaron con la crisis económica  y ahora se han retomado. En el caso del turismo considero que hay que acogerse a paquetes en los que Diputación trabaja ya con empresas del sector para que Calañas pueda ser un destino. Tenemos un patrimonio minero que está olvidado y que nunca se ha promocionado ni dado a conocer. Tenemos galerías que se podrían visitar, por ejemplo, y rutas de senderismo en las que hay que trabajar. Calañas no está sabiendo rentabilizarlo y  queremos dar las herramientas necesarias a las empresas para que lo hagan. Hay un déficit de promoción de nuestro patrimonio, de nuestras fiestas y tradiciones que tienen un gran valor y una gran historia detrás y son atractivos para que las personas nos puedan visitar. Calañas nunca ha ido a Fitur, por ejemplo, y eso es un objetivo. Y para ello, hay que trabajar tanto de manera individual como con los municipios del entorno.

¿Cómo pretende trabajar con los sectores productivos de Calañas?

Somos un municipio con muy pocas pymes y sería importante sentarnos con ellas. Se ha demandado siempre terreno para un polígono industrial y, a día de hoy, dentro del plan urbanístico no se sabe dónde puede ubicarse. Hay que aprovechar el empuje del sector minero y de las empresas subcontratas que trabajan en el municipio y facilitarles que se instalen en nuestro territorio.

¿Se ha conseguido que estas empresas primen la contratación de mano de obra local?

Es insuficiente lo que se ha conseguido. Hay que apostar más por la mano de obra local. En Calañas hay muchas personas preparadas para desempeñar distintos puestos y sin embargo no tienen la oportunidad de acceder a esos puestos de trabajo. Gran parte del capital humano se ha tenido que ir de Calañas pese a estar formado. El Ayuntamiento debe reunirse con las empresas para poner en valor el capital humano que hay en Calañas y conseguir que se prime la contratación de mano de obra local. También consideramos que la repercusión social de las empresas con el municipio es deficitaria y se reduce simplemente a pequeñas subvenciones.

¿Cómo está tomando el pulso a las necesidades de sus vecinos?

Desde agosto que se hizo oficial mi candidatura, hemos hecho una planificación de trabajo hasta mayo y estamos hablando con las asociaciones para conocerlas, escucharlas y recoger sus necesidades en un programa municipal que se desarrollará y presentaremos en los próximos días.

¿Qué le transmiten?

Hay de todo, pero me llama la atención que haya personas que no se quieran señalar apoyándome públicamente por temor a no tener opciones de trabajo los próximos años en caso de que mi proyecto no resulte ganador en las elecciones. Yo quiero ser alcalde para todos mis vecinos, independientemente de a quién hayan votado. En Calañas en las últimas épocas hay temor a mostrar una opinión contraria a lo que se está haciendo desde el Ayuntamiento. Yo sé que contentar a todo el mundo no es fácil, pero sí hay que atender las necesidades de todos los vecinos.

¿Percibe descontento entre sus vecinos?

Sí. Aquí se prometió trabajo para todo el mundo, grandes obras. No se ha solventado el problema del alumbrado público y la limpieza. Y no me vale que se le eche la culpa al equipo de gobierno anterior. Yo no haré eso, sino que explicaré a mis vecinos cuál es la situación real del municipio para que todo el mundo tenga acceso a esa información.

¿Cree que hay ganas de cambio?

La gente está animada con la candidatura del PSOE. Es cierto que en los últimos años había descontento con el proyecto socialista y eso se castigó en las urnas. La opción de la ejecutiva actual por refundarlo todo es un acierto y hemos despertado de nuevo la llama de la confianza de los votantes socialistas.

¿Qué mensaje le traslada a sus vecinos?

Ellos saben que soy una persona transparente. Me conocen todos mis vecinos y saben que no tengo nada que esconder. Mi compromiso es el trabajo y la transparencia. Y mi apuesta pasa por hacer acciones pequeñas que permitan alcanzar los objetivos a medio y largo plazo. Los retos de futuro de Calañas pasan por no depender económicamente de la minería. No podemos estar sujetos a las épocas de bonanza de este sector. Hay que apostar por el turismo, los regadíos y las energías renovables. Son tres ejes fundamentales para que mis vecinos se quieran quedar en Calañas.