26
Lun, Ago

CARA A CARA

Diego Rodríguez encabeza la candidatura del Partido Socialista para las próxima municipales en Zalamea la Real con un programa político que aspira a devolver la ilusión y la confianza de los ciudadanos en la administración local.

¿En qué situación se encuentra en estos momentos Zalamea la Real?

Está en una situación lamentable, tras ocho años de gobierno de IU en los que no se ha avanzando en nada y en los que nuestras propuestas en los plenos han quedado en el olvido. La gente está cansada de buscar al alcalde para que le soluciones sus problemas y se encuentran solo con negativas y con la imposibilidad de coger siquiera una cita con el primer edil. Es una situación de abandono y de dejadez en general, tanto de Zalamea como de sus siete aldeas. Ahora mismo es un pueblo apático, conformista, sin motivaciones, donde no se facilita la puesta en marcha de proyectos. Los vecinos están desmotivados porque ven que no se hace nada de lo que se debería estar haciendo. Hay una desconexión entre los ciudadanos y el Ayuntamiento.

¿Existe también una desconexión política entre los partidos que conformáis el Ayuntamiento?

La situación entre el equipo de gobierno y el anterior grupo socialista era tensa, y cuando entré con mi equipo intenté que hubiera buena sintonía, pero nos hemos encontrado una situación de bloqueo a todas nuestras propuestas y mociones. Nosotros intentamos rebajar la tensión y tener un buen trato con el alcalde y los concejales. Al final nuestras propuestas han sido aprobadas en muchas ocasiones, algunas veces por unanimidad, pero no se ha llevado ninguna a cabo.

¿Su labor como líder de la oposición es su mejor aval para presentarse ahora como candidato a la Alcaldía?

Ha sido un período que nos ha servido para mucho. He vivido una situación de impotencia por no poder llevar a cabo mis proyectos e ideas ante el muro de un gobierno que no ha querido recibir ni escuchar nada. Pero hemos aprendido mucho desde la oposición y hemos cogido fuerzas y ganas para poder gobernar.

¿Cree que ha sido capaz de tomar el pulso de la ciudadanía en estos años?

Hemos tocado todos los aspectos, ya que Zalamea tiene cultura, tradiciones o patrimonio que hay que poner en valor y proyectarlo mucho más de lo que se ha hecho hasta ahora y hace falta otra manera de gestionar el ayuntamiento.

¿Qué valoración hace del equipo que ha conformado para presentar a la Alcaldía?

Es un equipo formado por gente de Zalamea. Hemos intentado y conseguido tener de todo, gente muy conocedora de los problemas del municipio y tocamos todos los temas desde el urbanismo hasta la cultura pasando por el patrimonio, bienestar social, igualdad, juventud… Estamos muy contentos con la lista que hemos conformado.

¿Cuáles son las claves del proyecto político del PSOE para Zalamea?

Lo más importante va a ser finalizar aquellos proyectos que están inacabados y que se empezaron hace varias legislaturas, ya que el actual equipo de gobierno ha preferido no hacer nada y lo poco que hay son proyectos como instalaciones deportivas o el teatro municipal que se hicieron con el PSOE al frente de la Alcaldía y que cuando entró IU se dejaron a un lado. Tenemos, por ejemplo, una escuela infantil cuya estructura está levantada pero no hay voluntad de acabarla por parte del Ayuntamiento. Queremos también estar con la gente, ayudarles en sus problemas, ir con ellos de la mano y hacer que Zalamea prospere y avance. Queremos abrir las puertas del Ayuntamiento a los vecinos porque ahora mismo hay un problema de conexión entre el alcalde con los ciudadanos. Una cita no se puede dar para dentro de seis meses en un pueblo donde nos conocemos todos.

¿Cómo pretende potenciar los sectores productivos del municipio?

Estamos manteniendo reuniones con todos los colectivos y asociaciones para elaborar el programa electoral. Todo lo que nos llega son reivindicaciones que queremos llevar a cabo. Hay una gran desmotivación en todos los sectores productivos. El polígono está colapsado de empresas, nadie puede emprender. Queremos mover Zalamea y no fallarle a nuestros vecinos. Queremos facilitar la iniciativa empresarial y facilitar todos los trámites, dejando de lado las trabas.

¿Qué papel juega en la actualidad Zalamea dentro de la comarca?

Queremos que Zalamea salga del aislamiento actual y forme una piña junto con el resto de municipios de la comarca independientemente del color político de cada administración. No hay una comunicación con el esto de pueblos del entorno y hay que dedicarle tiempo a la comarca. Formamos parte de una comarca muy rica y hay que aprovechar los recursos para diversificar la economía.

¿Esa diversificación pasa por el turismo?

Es un activo que debemos aprovechar. Un integrante de la lista se va a dedicar a este ámbito ya que lo que tenemos hay que explotarlo. Tenemos los dólmenes, los lagares y un gran patrimonio que hay que difundir y vender, ya que ahora no hay ni un punto de información y es una asociación de Zalamea la que de forma voluntaria colabora en este asunto. Queremos sacarle todo el partido posible al turismo.

¿Qué os transmiten los vecinos durante las reuniones que estáis manteniendo para configurar el programa electoral?

Nos transmiten quejas y hartazgo por no haber sido escuchados en este tiempo. No ha habido implicación por parte del Ayuntamiento. Hay, por ejemplo, un punto limpio abandonado que no pueden usar los empresarios de la construcción y tenemos una escuela infantil a medio hacer con toda la demanda que hay.

¿Y cómo reaccionan tras reunirse con vosotros?

La sensación nuestra es bastante buena. La lista es extensa y con todo el que hablamos se muestra satisfecho. Nos piden que cumplamos con ellos y que sus reivindicaciones y propuestas no se queden en el olvido.

¿Os presentáis con un algún proyecto estrella?

Estrella es todo lo que vamos a intentar llevar a cabo, en especial con todo aquello que ha sido olvidado en estos ocho años y prestando especial atención a las aldeas de Zalamea la Real que hoy están abandonadas.

¿Qué mensaje le traslada a sus vecinos?

Los vecinos saben que quiero solucionarles sus problemas y que Zalamea crezca. Voy a estar con ellos y voy a ser lo más honesto, humilde y sincero posible para llevar a Zalamea al sitio que se merece.