21
Sáb, Abr

CARA A CARA

El alcalde de Paterna del Campo, Juan Salvador Domínguez, hace a lo largo de esta entrevista un balance de 2017 y analizar los principales retos y proyectos del municipio condal para este año.

¿Qué balance ha dejado 2017 para el Ayuntamiento de Paterna del Campo?

2017 se presentaba como un año ilusionante con grandes retos y nuevas posibilidades para hacer muchas cosas. Era un año que marcaba la mitad de la legislatura y hacer las cosas bien era fundamental. Ha sido un año donde nuestra carrera ciclista BTT ha sido incluso prueba UCI y donde pudimos aprobar pronto el presupuesto, lo que nos permitió ejecutar todo lo previsto, como las obras del PFEA o la bolsa de empleo, en la que se han invertido unos 350.000 euros en jornales. Y todo ello teniendo en cuenta que estamos intervenidos ya que no podemos gastar los 600.000 euros de superávit por culpa de una ley absurda que impone el Gobierno.

¿Qué proyectos se han podido ejecutar?

Teníamos previsto hacer el acondicionamiento de la piscina para cumplir la normativa vigente. En 2016 hicimos el proyecto y en 2017 gracias a nuestros ahorros se ha consignado una partida de 300.000 euros para poder hacer una obra que se va a poder ejecutar ahora. Es una obra que no se ha materializado pero que sí ha avanzado con la consignación del presupuesto. Como proyectos ejecutados se pueden destacar obras como los badenes de retención de velocidad, el cercado del campo de fútbol, las obras en el parque Al Ándalus que ahora tienen servicios y quiosco y también la consecución de la reversión de 27 terrenos para hacer obras de 27 viviendas que se pondrán al servicio de los vecinos.

¿Cuál es la situación económica?

Yo me encontré un pueblo saneado pero con una capacidad económica de 1,5 millones de euros en tesorería y ahora es de 3,1 millones de euros. Sin embargo nos vemos con las manos atadas y sin margen de maniobra. El techo de gasto es una ley absurda para ayuntamientos como éste

¿Para cuándo estarán los presupuestos de 2018?

Queremos aprobarlo en el primer trimestre y tenerlo a mitad de febrero para poder estudiarlo con el resto de grupos y aprobarlos en cuanto sea posible. Lo único que varía y donde tenemos margen de maniobra es en el diseño de las inversiones. Tenemos planteado hacer la compra de una barredora nueva y una motoniveladora. También queremos consignar una partida para adquirir el alumbrado de navidad y que no se tenga que alquilar más, y vamos a destinar 40.000 euros para calefactar el colegio público.

¿En qué línea se va a trabajar para favorecer la creación de empleo?

2018 trae la particularidad de que vamos a crear una comisión de empleo para informar al resto de grupos sobre cómo se hacen ciertas contrataciones y vamos a facilitar que los estudiantes y las personas que se encuentren en situación desfavorable se incorporen al mercado laboral. Queremos que la oposición tenga conocimiento y no se dé lugar a especulaciones.

¿Cuáles son los principales retos para 2018?

Queremos mantener la bolsa de empleo en el nivel actual con unos 350.000 euros. Estamos dando unos 750 contratos distintos al año. Queremos también ejecutar los proyectos pendientes como las 27 viviendas cuyos terrenos hemos recuperado o la ejecución de la piscina que queremos abrir en junio una vez que cumpla toda la normativa vigente, así como los  arreglos en las calles que están planteados. Y tenemos también planteado un macroproyecto para construir un auditorio en la antigua plaza de abastos del pueblo. También hay un proyecto para 2018 que es la incorporación de una zona de la comarca a regadíos donde nos podría llegar agua a través del canal de Trigueros para 400 hectáreas donde se podrían cultivar frutos rojos y supondría una gran ayuda. Queremos que el trabajo llegue a todos y se reparta con garantías. Queremos crecer, ya en 2017 hemos aumentado población y eso da pie a mantener el pueblo vivo.

¿Qué mensaje le traslada a sus vecinos de cara a este nuevo año?

Queremos transmitirle ilusión y confianza, que las cosas se están haciendo bien y que estamos comprometidos con ellos. Nuestro reto es impulsar Paterna y a ello nos debemos. Es un pueblo que ha demostrado que es capaz de sacar adelante cualquier reto siempre que todos rememos en la misma dirección y estoy convencido de que 2018 será igual o más fructífero que 2017.