11
Lun, Dic


                 

CARA A CARA

El secretario general del Círculo Empresarial de Turismo de Huelva, Rafael Barba, analiza en esta entrevista las previsiones que maneja el sector de cara a los próximos días, marcados por las fiestas de la Constitución y la Inmaculada.

¿Qué previsiones de ocupación se manejan en la provincia de Huelva para estos días de puente?

Esperamos una ocupación alta. La previsión es de en torno al 82 o 85%. Es un puente largo de cinco días y el nivel de pernoctaciones y ocupación se presenta interesante.

¿Era lo esperado por el sector para estas fechas?

Sí, la tónica sigue lo ocurrido después de verano. Pensábamos que iban ser meses con ocupación interesante y así está siendo. No obstante, hay que relativizar los datos. Es una ocupación alta, pero es cierto que la oferta es limitada, ya que entre hoteles vacacionales que están abiertos y turismo de interior estamos hablando de unas 3.000 plazas. Con todo, viene muy bien para los establecimientos de interior que han padecido un verano excesivamente largo

¿La ocupación se centra sólo en la Sierra?

En el interior de la provincia. No sólo Sierra, también Doñana y la zona del Andévalo, pero la sierra es la que tendrá mayor concentración estos días, sin olvidar que todavía hay hoteles abiertos en la costa

¿Cuál es el perfil del visitante que se acerca estos días?

Es un cliente de proximidad, de la propia provincia y de la capital que va a las playas o la Sierra. También de Badajoz, de Sevilla o Córdoba. Hay que tener en cuenta el tema de las infraestructuras, que hace que mucha gente pierda un día de vacaciones para poder venir a Huelva.

¿Cuenta Huelva con las infraestructuras adecuadas para recibir a los turistas?

No, pero es algo que llevamos años diciéndolo. El otro día reflexionaba que sin con estos mimbres hacemos este canasto… El sector turístico es una locomotora económica de la provincia, estamos cerca del 14 o 15% del PIB. En el momento que nos pongan las condiciones o el terreno de juego adecuado ganamos el partido por goleada. Ahora es muy complicado acceder de la sierra a la capital o desplazarse desde El Rompido a El Terrón… La vertebración es un hándicap y es una cuestión hay que tomársela en serio.

¿Afecta a Huelva todo lo que está ocurriendo en Cataluña?

Con la operativa que tenemos de tipo vacacional en estos momentos, lo que nos entra es básicamente el Imserso que sí ha tenido un descenso importante en Cataluña y eso provoca que otros destinos, como nos ocurrió hace dos años, sufran un parón en las ventas. De todas formas, el perfil de cliente que va a Barcelona busca algo muy concreto: la ciudad, la cultura… Y no es un cliente que busque la oferta de Huelva. Aun así, el mercado catalán nunca ha sido un elemento sustancial en nuestra demanda y no creo que influya mucho.