12
Mar, Dic


                 

CARA A CARA

Acaba de arrancar el otoño y lo hace con temperaturas más propias del verano. A lo largo de esta entrevista, Daniel Zamora, gran aficionado a la meteorología, analiza la situación que se prevé para los próximos meses.

¿Cómo ha sido el verano que acabamos de dejar atrás?

Ha seguido la tónica de estos últimos años. Se han superado récords de temperaturas y ha sido muy caluroso, sobre todo en el mes de junio donde la media se superado en tres grados y eso es una exageración. En julio se ha superado solo en medio grado, y en agosto igual. A rasgos generales, hemos tenido otro verano bastante caluroso y seco como, es de costumbre. Desde junio a septiembre, es raro que caiga algo de lluvia.

¿Cómo se presenta el otoño?

Las predicciones estacionales, que todavía no tienen una alta fiabilidad, hablan de un otoño caluroso, especialmente en octubre, mientras que noviembre y diciembre se aproximarán a la media. Septiembre sigue estando por encima de la media con temperaturas que rondan los 30 grados, algo que no es lo habitual. Digamos que astronómicamente estamos en otoño pero climatológicamente seguimos en verano.

¿Para cuándo se prevén lluvias?

La sequía que llevamos arrastrando desde hace dos o tres años se está convirtiendo en acuciante. Las predicciones hablan de un octubre seco y de un noviembre y diciembre que se comportaría bastante bien en lo que se refiere a las lluvias. Pero son predicciones estacionales que no tiene una alta fiabilidad y puede pasar eso o todo lo contrario.

¿Cómo se puede definir este clima? ¿A qué se debe?

Tenemos en un clima muy irregular. Hay que recordar la gran sequía que se dio entre 1991 y 1995, a la que siguieron después dos años con bastante lluvia. Nuestro clima es así, tiene sus cosas buenas y malas, pero se caracteriza por ser muy irregular. Se puede achacar también al cambio climático, pero no se sabe qué grado de responsabilidad tiene el ser humano y la naturaleza.